Su contraseña será enviada a su correo electrónico.

A principios de noviembre, medios reportaron sobre supuestas conversaciones entre The Walt Disney Company y 21st Century Fox para una posible compra de esta última. Esto incluiría las divisiones de cine y televisión de la compañía.

Semanas más tarde, y cumpliendo con el propósito de aquel reporte de encargo, CNBC asegura que ambas partes están cerca de llegar a un acuerdo, y que un anuncio oficial podría llegar tan pronto como la próxima semana. Según fuentes del canal, el valor de los recursos de Fox podría superar los $60 mil millones de dólares.

Para los fanáticos de Marvel, la compra significaría otro gran paso para recuperar los personajes que la marca se vio obligada a vender años atrás para evitar la banca rota. Años más tarde, Disney adquirió la compañía y sus recursos, con excepción de los personajes que ya pertenecían a compañías como Sony y 20th Century Fox. Habiendo llegado a  un acuerdo con Sony sobre los derechos de Spider-Man, era sólo cuestión de tiempo para que iniciaran las conversaciones que llevarían a los X-Men y otros personajes al MCU y de regreso a casa con Marvel Entertainment.

Tomando inspiración en Bruce Wayne, el presidente de la compañía, Bob Iger, fue directo a la raíz y “compró el banco”. En este caso, el banco siendo la multinacional de medios de comunicación, 21st Century Fox.

Entre los personajes más populares de Marvel que aún pertenecen a 20th Century Fox figuran los mutantes X-Men, Deadpool, Los Cuatro Fantásticos y Galactus entre otros. Lejos quedarán los días en que la adición de personajes como Deadpool y Human Torch al la alineación de los Vengadores en el cine se daba solamente en “fan fiction”. Esto podría representar un obstáculo en el camino que el estudio ha tomado algunas de sus más recientes películas de superhéroes, la cuales han ido dirigidas a un mercado adulto. Disney, por su parte, se ha rehusado a producir películas “R” o cambiar el tono de sus películas, y con razón, pues su fórmula ha probado ser una exitosa 17 filmes más tarde.

Aunque está por verse si los X-Men o Deadpool podrían integrarse de inmediato al MCU, el proceso sería uno mucho más fácil con personajes que están en espera de ser reinventados como Los Cuatros Fantásticos, cuya más reciente aventura en el cine fue un enorme fracaso.

La adquisición de este gigante del cine y la televisión sería otro gran paso para la compañía y sus planes de crear una plataforma de “streaming”, donde suscriptores tendrían acceso a todo su contenido. Recientemente, la compañía anunció que estarían removiendo todo su contenido de la plataforma Netflix para enfocarse lo que sería oficialmente su competencia, en especial con la adquisición de la atractiva biblioteca de 20th Century Fox.

La compra también incluiría los derechos de distribución de las primeras tres películas de Star Wars, derechos que Disney no logró adquirir tras su compra de Lucasfilm en el 2012.

Esta sería solo la cuarta gran compra de Iger como como CEO de la compañía. Bajo su liderato, The Walt Disney Company ha adquirido otras grandes compañías como Pixar, Marvel Studios y recientemente Lucasfilm.