Su contraseña será enviada a su correo electrónico.

Ya fuiste a ver Fifty Shades Freed y te quedaste con las ganas de seguir viviendo a través de personajes y sus relaciones perfectas o perfectamente imperfectas. Gracias a plataformas como Netflix, el Día de San Valentín perfecto es una posibilidad.

En su vasto catálogo de clásicos y contenido original figuran algunas de las propuestas románticas más celebradas de los últimos años. Unas, por supuesto, más románticas que otras, mientras que algunas son tan reales que duelen. Hay para todos los gustos en esta interminable biblioteca de comedias románticas, dramas románticos y hasta romances con toques de ciencia ficción o terror.

Ain’t Them Bodies Saints (2013)

Antes de la sublime A Ghost Story (la segunda mejor película del 2017 después de Phantom Thread), el director y guionista David Lowery dirigió a Casey Affleck y Rooney Mara en Ain’t Them Bodies Saints. El romance con deslumbrante cinematografía sigue a Bob, un fugitivo de la ley que atraviesa las montañas de Texas para re-encontrarse con su esposa y la hija que nunca ha conocido.

Atonement (2007)

Joe Wright, director de Pride and Prejudice y la reciente Darkest Hour, nos introdujo a Saoirse Ronan (su primera de tres nominaciones al Oscar) en este romance de época. Briony (Ronan), de 13 años, acusa al novio de su hermana de un crimen que no cometió, alterando las vidas de su familia inmediata. La cinta, protagonizada por Keira Knightley y James McAvoy cuenta con uno de los usos más originales de una maquinilla para crear música y tensión.

Before Midnight (2013)

La tercera de la más consistente trilogía de todos los tiempos (Sí, de todos los tiempos) es el final (?) perfecto de una relación que tuvo su génesis en el cine exactamente 18 años antes del estreno de esta tercera parte, del director Richard Linklater. La película continúa las vidas -ahora en matrimonio- de Celine (Julie Delpy) y Jesse (Ethan Hawke), casi dos décadas después de haberse conocido en un tren en Europa en Before Sunrise (1995).

Blue is the Warmest Color (2013)

Esta épica de tres horas de duración es uno de esos dramas confeccionados hermosamente para drenarte de emociones. Léa Seydoux y Adèle Exarchopoulos protagonizan una de las más crudas y honestas representaciones de cualquier tipo de relación amorosa en el cine, y una de las más precisas pinturas de una relación homosexual, desde el sexo hasta los encontronazos.

Carol (2015)

El rey (actual) del melodrama, Todd Haynes, regresó al cine en el 2015 tras 8 años de ausencia con Carol, el más elegante romance queer de la última década. Protagonizada por Cate Blanchett y Rooney Mara, este es considerado por muchos como el mejor trabajo de Haynes, quien, inspirado en Douglas Sirk, nos obsequió la excelente y adelantada sus tiempos, Far From Heaven. La película recibió seis nominaciones al Oscar, incluyendo Mejor Actriz y Mejor Actriz de Reparto.

Continúa en la próxima página.

1 2