Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
Por Orlando Maldonado en colaboración con Dieta Cinéfila.

 

Olympus Has Fallen” es la más reciente película de acción de Antoine Fuqua, director de “Training Day”, y constituye en el regreso, en términos de violencia, a las películas de acción de los 90.

Protagonizada por Gerard Butler, Aaron Eckhart y Morgan Freeman, la cinta cuenta la historia de un agente del Servicio Secreto (Butler) y su intento de salvar al presidente de los Estados Unidos (Eckhart), quien se encuentra secuestrado por terroristas en la Casa Blanca.

Aunque el guión en ocasiones raya en lo absurdo y lo poco creíble, “Olympus has Fallen” es una cinta de acción sólida que transportará a su audiencia a los finales de los 80 y comienzos de los 90, década caracterizada por este tipo de película de acción, iniciado por el clásico Die Hard. La comparación, aunque parezca extraña, se debe a que ambos filmes utilizan el concepto del policía que busca convertirse en héroe con poca o ninguna ayuda.

Por supuesto que Die Hard es mucho más que eso, por lo que puede resultar en comparar uno de los más grandes clásicos de acción con un filme que solo logra emular el exterior de una idea.

El elenco, compuesto por actores respetados, hace milagros con un guión defectuoso, plagado de “one liners” y situaciones ilógicas.

Sin embargo, el propósito de la película no es otro que entretener a una audiencia con antojos de acción de principio a fin. En este aspecto, “Olympus Has Fallen” no decepciona. Son dos horas llenas de acción que, aunque no estimulan el pensamiento crítico, cumplen con el propósito de entretener al público.

Olympus Has Fallen