Su contraseña será enviada a su correo electrónico.

Sigilosamente, el actor estadounidense Sam Rockwell se ha convertido en uno de los actores más versátiles de Hollywood. Por décadas, el actor de 46 años ha trabajado en filmes como The Green Mile, Galaxy Quest, Charlie’s Angels, el drama The Way Way Back y recientemente tuvo un rol importante en Iron Man 3. Sin embargo, fue gracias a su fenomenal actuación en el filme de ciencia ficción, Moon, que Rockwell está en el radar de muchos cinéfilos como yo.

En su más reciente película, el remake de “Poltergeist”, Rockwell interpreta a Eric Bowen, un padre de familia desempleado en medio de la crisis económica que azota a los Estados Unidos, que, para completar, debe defender a su familia de las fuerzas oscuras que raptaron a su hija pequeña y la encerraron en “el otro lado”.

Durante una conferencia de prensa en Los Ángeles en la que Movie Network estuvo presente, Rockwell habló sobre la idea de rehacer clásicos como este, la fascinación del público general con el género del horror y el reto de personificar a un personaje completamente diferente a los que suele interpretar.

Disfruté de interpretar a este tipo ya que es un hombre corriente en medio de circunstancias extraordinarias. Usualmente interpreto psicópatas y tipos raros, por lo que fue divertido para mí personificar a un tipo común”, declaró Rockwell.

El género de horror es uno de los más exitosos de los últimos años, ya sea porque la mayoría son películas de bajo presupuesto que se convierten en éxitos instantáneos o porque el público general ha desarrollado una fascinación por las películas sobre lo sobrenatural.

Sobre esto, el actor aseguró que “se trata de un género que ha estado aquí por mucho tiempo. Es como una montaña rusa, a la gente le gusta sentirse asustada. Hace poco fui a Six Flags y las montañas rusas fueron increíblemente aterradoras y emocionantes. Hay algo sobre las experiencias de vida o muerte como saltar de un avión en paracaídas que te hacen pasar por un proceso de entendimiento y al final te sientes a salvo de nuevo.”

Hablando sobre situaciones extrañas en medio de la filmación, el actor aseguró que no experimentó nada paranormal, pero que sí utilizó ropa interior roja como una broma hacia su co-protagonista, la actriz Rosemarie DeWitt.

“Soy un hombre de la ciencia, no creo en lo sobrenatural, pero sí me gustan las películas de horror y fantasmas. Son divertidas”, bromeó Rockwell.

Rehacer un clásico como Poltergeist es una apuesta sumamente peligrosa que podría enfadar a muchos fanáticos de la película original, algo de lo que Rockwell está consciente y aún así defiende.

“Cuando vi la original por primera vez, recuerdo que me voló la cabeza. Al igual que “Raiders of the Lost Ark” o “Back to the Future” u otros clásicos, esta película fue concebida a la perfección. También fue una película muy conmovedora. Entonces, ¿por qué rehacerla? No olvidemos que “Titanic” y “Cape Fear” fueron remakes. ¿Por qué hacer “Hamlet” una y otra vez? Porque son excelentes historias para contar y son roles a los que uno no se puede resistir’, concluyó el actor.

“Poltergeist” estrenó el jueves, 21 de mayo en  los cines de Puerto Rico.