Su contraseña será enviada a su correo electrónico.

La exitosa serie de películas que dio inicio en el 2011 con la película Rise Of The Planet of the Apes, llegará a la pantalla grande con su más reciente propuesta War of the Planet of the Apes. El nuevo filme presenta la consecuencia del brote viral que devastó a la mayor parte de la población humana, cómo la comunidad de simios ha crecido y se ha vuelto mucho más poderosa. 

El filme proyecta como las tensiones latentes entre las dos especies han empezado a irrumpir en conflictos y las ramificaciones serán temibles para todos. Al filme, que estrenará en las salas de cine el jueves, 13 de julio, se une Steve Zahn, quien interpretará al nuevo, misterioso, cómico y mal entendido chimpancé Bad Ape.

Un actor versátil con extensos créditos, Steve Zahn ha recibido elogios de la crítica por su trabajo tanto sobre los escenarios como en la pantalla. Como parte del elenco del ‘Dallas Buyers Club’, Zahn fue nominado para el premio SAG por ‘Sobresaliente Interpretación por un Elenco en un Largometraje’. Su papel estelar en la cinta de Werner Herzog ‘Rescue Dawn’ a lado de Christian Bale, dio motivos para que el New York Times lo llamara una ‘revelación’ y le valió una nominación para el premio Spirit por ‘Mejor Actor de Reparto’.

Según el actor, War of the Planet of the Apes “volverá a ser aún más grande. Es una continuación de esta increíble travesía y la última batalla. Además, presenta la situación que es una sencilla decisión entre el bien y el mal.” Y explicó que el filme trae algo humanista sin ser necesariamente humano.

El nuevo chimpancé se escapará de un zoológico y todos los demás simios no serán conscientes que alguien más hubiese sobrevivido, así que resulta de alguna manera una sorpresa. Zahn indicó “Mi personaje es un sobreviviente, solitario en el bosque que encontró su propio nicho, arreglándoselas  por  cuenta propia y, obviamente, él está bastante emocionado al encontrarse con otros simios.  Él forma una gran parte de esta travesía.”

Además, señaló que la parte más interesante y divertida de la producción del filme fue cuando “te dan un casco y nos convertimos en este extraño humanoide de otra especie.  Una vez que trabajas en el aspecto físico del simio lo olvidas y estás interpretando a un personaje que nada más sucede que es un simio.”

El actor concluyó, “Fue un reto muy grande que tenía que asumir ante esta nueva experiencia. Pero para ser honesto yo estaba realmente nervioso y preocupado. Es de por sí difícil entrar en una franquicia que ya está establecida y en donde la gente se siente confortable entre sí y uno tan solo entra en ese ambiente sin previo aviso.”