A password will be e-mailed to you.

Assassin’s Creed, filme que fue inspirado en la exitosa serie de videojuegos, estrenará en las salas de cine el próximo jueves, 29 de diciembre. El filme, que involucra una constante acción, conllevó de mucho esfuerzo para poder transmitir a sus espectadores la sensación de que la película es como estar en medio del videojuego.

El director de la película, Justin Kurzel, explicó que pudo “haberlo filmado todo en un estacionamiento y hacerlo casi todo con el uso de efectos”. Sin embargo, la acción fue lo que lo motivó a crear escenas más realistas que ponen intensidad al filme.

“Me pareció que lo que sería realmente interesante era ver cómo podíamos hacer que el público sintiera que esto era posible; que los Assassin’s en la vida real podían saltar de edificio en edificio”.

Así, que tomando en consideración que los Assassin’s pasaban la mayoría del tiempo escalando edificios y navegando por los techos, el director decidió que el involucrar a profesionales del ‘parkour’ podría añadirle esa acción que estaban buscando, además de darle un enfoque más realista a cada escena.

Según puntualizó Kurzel, al inicio del proyecto se reunió con el coordinador de escenas de acción, Ben Cooke, para así lograr sacar el mayor provecho a las acciones de los actores y proyectar más acción en el filme.

assassins_web6

También sostuvo que en medio del filme “estás viendo un Assassin saltando de un edificio a otro y dices, ‘¿Eso es posible?’ Bueno, pues lo hicimos. Creo que eso es muy importante, especialmente si la película va a tener algún sentido de su propia identidad”.

Y en efecto, la conversación inicial Cooke motivó a Kurzel a ir lo más lejos posible con las escenas de acción de la película. El Salto de Fe es una parte muy icónica de la serie de Assassin’s Creed y fue una de las escenas más difíciles que enfrentó la producción. El salto fue coordinado para realizarse a unos 6 metros de distancia, sin embargo, se arriesgaron a sugerir que se intentara desde unos 36 metros.

Este sello de la serie, se convirtió también en la escena más peligrosa de la película, ya que los saltos en caída libre raramente son intentados en la vida real ya que en la era digital en se puede trabajar a través de efectos.

“En realidad regresamos a la vieja escuela de escenas peligrosas y de hacer ese tipo de cosas reales. Los efectos visuales han predominado, pero cuando lo haces real simplemente se ve más natural.” añadió Kurzel.

De hecho, para muchos de los actores involucrados en la acción del filme, la misma le requirió meses de entrenamientos, ya que los movimientos y acciones requerían de preparación y práctica.

De igual forma, Sammy Sheldon Differ, quien diseñó los vestuarios de los actores, comentó, que a través de la construcción de los mismos buscaba darle flexibilidad y comodidad para quienes realizaban el parkour. Siendo este un toque que le añade un efecto dramático a los movimientos realizados por los actores.

Por último, Tim Wildgoose, quien estuvo a cargo de la creación de las armas confesó que “los Fans de los juegos podrán ver cosas como la Pistola Guillotina de ASSASSIN’S CREED: Unity, o el arco de Connor de ASSASSIN’S CREED III, o la espada de Ezio de ASSASSIN’S CREED II”. Asimismo, concluyó diciendo que el filme “trae sorpresas inesperada”.

Assassin’s Creed, presenta a un hombre que a través de una tecnología revolucionaria logra conectar su mente a la de sus antepasados y puede desbloquear recuerdos genéticos que lo llevaran a sobrellevar misiones secretas por toda la Tierra Santa. Así, que al conocer que es descendiente de un antepasado de los Assassin’s Creed recopila todas sus habilidades y conocimientos para utilizarlo en medio de sus misiones.