Su contraseña será enviada a su correo electrónico.

Hace apenas una semana, se comenzó a rumorar sobre los plans de Amazon de convertir The Lord of the Rings en una serie. Ahora, mediante un comunicado de prensa (vía Collider), la compañía ha oficializado sus ambiciosos planes con las obras del autor J.R.R. Tolkien.

La serie será producida por Amazon Studios y estaría basada en las historias que preceden The Fellowship of the Ring, lo cual podría significar que finalmente veremos una adaptación de The Silmarillion, una recopilación de obras de Tolkien que fue publicada póstumamente en el 1977 por su hijo, Christopher Tolkien.

“The Lord of the Rings es un fenómeno cultural que ha cautivado la imaginación de generaciones de fanáticos a través de la literatura y la pantalla grande”, expresó Sharon Tal Yguado de Amazon Studios. “Nos honra poder trabajar con la Casa de Tolkien, HarperCollins y New Line en esta emocionante colaboración para la televisión y nos emociona la oportunidad de llevar a los fanáticos de The Lord of the Rings en una nueva y épica aventura en Middle Earth.”

La serie estará disponible para miembros de Amazon Prime y estará accesible a través de la aplicación Amazon Prime Video o en línea en la categoría de Amazon Prime Originals.

“Estamos encantados de que Amazon, junto a su duradero compromiso con la literatura, sea la casa de la primera serie multi-temporadas de The Lord of the Rings,” dijo Matt Galsor, un representante de La Casa de Tolkien y HarperCollins. “Sharon y el equipo en Amazon Studios han presentado ideas excepcionales para traer a la pantalla historias previamente inexploradas basadas en los escritos originales de J.R.R. Tolkien.”

La mundialmente reconocida trilogía del autor J.R.R. Tolkien llegó al cine en el 2001 en la primera de tres películas del director neozelandés, Peter Jackson. Entre todas, las películas de The Lord of the Rings recaudaron casi tres mil millones de dólares en la taquilla global. La tercera, subtitulada The Return of the King, recibió 11 premios Oscar en el 2004, incluyendo el de Mejor Película, Mejor Director y Mejor Guión Adaptado.

Una década después de The Return of the King, Jackson regresó a Middle Earth con la trilogía de películas basadas en The Hobbit. Entre todas, lograron recaudos de casi tres mil millones de dólares, emulando el éxito taquillero de la trilogía original (antes de inflación). Sin embargo, la nueva trilogía no logró el elogio de la crítica o los miembros de La Academia.