A password will be e-mailed to you.

El actor de la serie Empire, Jussie Smollett fue arrestrado hoy por fingir su propio ataque de odio el pasado mes de enero.

“Jussie Smollett está bajo arresto y bajo custodia de detectives”, escribió el portavoz de la Policía de Chicago, Anthony Guglielmi en Twitter.

Smollett se encuentra bajo custodia y enfrentará un cargo de delito grave de clase 4 (punible con hasta 3 años de prisión) por conducta desordenada y emitir un informe falso a la policía.

Durante la conferencia de prensa, el jefe de la policía de Chicago, Eddie T. Johnson, calificó el ataque como un “engaño” y un “truco vergonzoso … de publicidad”. Dijo que el truco fue orquestado porque el actor estaba “insatisfecho con su salario [en la serie Empire]”.

Johnson dijo que Smollett primero intentó llamar la atención enviando una carta racista falsa a su lugar de trabajo. “Cuando eso no funcionó, pagó $3,500 para organizar este ataque” dijo. Los oficiales de policía indicaron que tienen en poseción el cheque, el cual fue extendido a los hermanos Olabinjo y Abimbola Osundairo, quienes ahora son testigos después de confesar la totalidad del complot mientras estaban bajo custodia.
Antes de concluir la conferencia de prensa, Johnson expresó su preocupación por el impacto que el engaño de Smollett tendría en los delitos de odio en el futuro. “Investigaremos con el mismo vigor, [pero] mi preocupación ahora es que los crímenes de odio se mirarán con un nivel de escepticismo”.

Smollett aún tiene que dar una declaración desde el arresto. Cuando fue contactado por The Hollywood Reporter, un representante del actor declinó hacer comentarios.

Una audiencia de fianza está programada para la 1:30 p.m. Hora de Chicago en el Tribunal Penal de Cook County. El cargo es un delito mayor de clase 4, que conlleva una sentencia potencial de uno a tres años de prisión y hasta $25,000 en multas.

El pasado 15 de febrero Smollett brindó la primera entrevista luego de su “ataque” a ABC News en donde expresó frustración hacia el hecho de las dudas que salían a relucir sobre el evento.