A password will be e-mailed to you.

El Templo Satánico demanda a Netflix y a Warner Bros. por unos posibles $50 millones citando que las compañías infringieron sus derechos de autor, violaron su marca registrada y causaron daños a su reputación comercial, según los documentos judiciales presentados el jueves en un tribunal de distrito de Nueva York.

La serie original de Netflix, de los mismos creadores de Riverdale, está basada en la novela gráfica publicada por Archie Comics y trata sobre una adolescente quien al cumplir sus 16 años debe decidir si firmar su nombre en el libro de Satanás, para esencialmente entregar su alma a cambio de convertirse en una bruja más poderosa.

El Templo Satánico alega haber creado esta representación específica de la estatua con la intención de establecerla al lado del Monumento de los Diez Mandamientos en el Capitolio del estado de Oklahoma en el 2014. Posicionarla en Oklahoma no fue logrado dado a una serie de protestas, por lo que actualmente el monumento se encuentra en Detroit, MI.

Lucien Greaves, co-fundador del Templo Satánico, ha tuiteado su desaprobación en varias ocasiones, incluyendo imágenes que comparan la estatua utilizada en la serie con la estatua del Templo Satánico.


Según Stuart de Haan, asesor legal del Templo Satánico, quien le emitió un comunicado a CNN,
“La razón de esta demanda es que esta imagen particular es única de cualquier otra imagen de Baphomet. Fue creada por El Templo Satánico para representar sus intereses únicos, incluida la empatía, la autonomía corporal y las libertades individuales”, dice la declaración.

“La forma en que se representa en ‘Sabrina’ es completamente antiético para lo que significa el Templo. Era una imagen con derechos de autor y ningún medio de comunicación concedió ni solicitó permiso. Es innegable que estas imágenes fueron tomadas directamente del Templo Satánico en lugar de otro material de origen “.

Los personajes de la serie, que adoran al “Señor Oscuro” o Satanás, toman parte en actos de canibalismo,  nigromancia, asesinato y tortura, entre otras actividades nefastas. La figura de Baphomet aparece en cuatro de los diez episodios de la serie.