Su contraseña será enviada a su correo electrónico.

Cuando de villanos se trata en Kingsman: The Golden Circle podrás encontrar una interpretación  de parte de los actores que logran transmitir una acción que hacen del filme uno de gran calibre. La película, que estrena en las salas de cine el jueves, 21 de septiembre, promete una gran vibra y risas a los espectadores que disfrutarán de los planes que surgirán desde la central de inteligencia.

En Kingsman: The Golden Circle los héroes se enfrentan a un nuevo desafío cuando su cuartel general es destruido y el mundo es mantenido como rehén, su viaje les lleva al descubrimiento de una organización de espionaje aliada en los Estados Unidos llamada Statesman. La prometedora secuela cuenta con el regreso de Mark Strong y Colin Firth, a pesar de su aparente muerte en la primera película. En esta nueva aventura también se encuentra Channing Tatum, Jeff Daniels, Halle Berry y Pedro Pascal (Narcos, Game Of Thrones).

Uno de los detalles más interesantes es que cada uno de los villanos tendrá un rol fundamental al momento de implementar el plan. Una de estas es la artista, Julianne Moore que interpreta a Poppy Adams, quien tendrá el papel de villana que se encuentra exiliada viviendo en su parque temático personal, Poppyland.

Según el director del filme, Matthew Vaughn, un buen villano es esencial para que una película de la serie Kingsman sea exitosa.  La actriz coincidió y explicó que el filme próximo a estrenar “es un género que no se ve muy a menudo. Hay acción y humor involucrados, pero también hay una inteligencia real. Estás jugando con el género por lo que requiere cierta familiaridad con este tipo de películas, y la modernización de ellos también.”

En cuanto a su personaje destacó que es un personaje divertido y claramente alocada. “Lo que realmente amo de ella es su gran deseo y ante todo la persona que hay detrás de los negocios y su búsqueda de reconocimiento por su gran perspicacia.” Además, añadió que es interesante porque Poppy no se ensucia las manos. Si no, que ella instruye a la gente a hacer trabajo sucio para ella. También la actriz explicó que “Matthew quería una apariencia muy clásica americana para mi personaje. Muchas de las ideas que él miró inicialmente eran de un período de tiempo muy específico.”

Poppy se tendrá que enfrentar con el conflicto directo entre los Kingsman y los Statesman. Con una gran versatilidad y siendo una de las mejores actrices del mundo, Moore llegará hasta Kingsman: The Golden Circle para convertirse en una villana esencial para lograr exitosamente la misión a la que se tendrán que interponer los bandos. El director del filme concluyó que el papel de Poppy logra incitar el debate cuando el público tenga un acercamiento con el personaje.