A password will be e-mailed to you.

5. MISSION: IMPOSSIBLE – FALLOUT

Cuatro secuencias de acción forman el esqueleto de Mission: Impossible – Fallout, para las que Cruise y McQuarrie no escatimaron en “stunts” que estimulan gritos ahogados en la audiencia, y esto es sin contar una genial secuencia en que la cinta rinde homenaje a uno de los “memes” más reconocido de Tom Cruise: su estilo al correr. Elevando el promedio de “stunts” peligrosos por película de 1 a 4 (1.3 stunts por acto), la película es clara evidencia de que existen actores dispuestos a arriesgarse de esta manera, no solo por entretener, o por adicción a la adrenalina, sino para mantener vivo el arte del efecto práctico; lo que por siempre se ha definido como la magia del cine. (Lee la crítica completa aquí)

4. YOU WERE NEVER REALLY HERE

Joaquin Phoenix registra una actuación para los libros del cine en la primera película de la directora Lynne Ramsay desde su fenomenal “breakout” con We Need to Talk About Kevin en el 2011. La película, tan violenta como honesta en su representación del tráfico de mujeres, está basada en la novela homónima del autor estadounidense, Jonathan Ames.

3. WIDOWS

En la categoría de filmes sobre robos elaborados realizados por grupos de mujeres, la nueva propuesta del aclamado director de 12 Years a Slave, es la mejor película del año. Sin embargo, Widows es mucho más que la mejor versión de Ocean’s 8, y es en gran parte gracias a un fenomenal elenco que logra el trabajo más impresionante de todos, y es interpretar al más real grupo de mujeres que el cine haya visto en años recientes. El crédito aquí es compartido, principalmente entre un fabuloso grupo de actrices y un guion -escrito por McQueen y Gillian Flynn- que balancea temas como la corrupción política, la prostitución y hasta la brutalidad policíaca sin una sola onza de grasa en exceso.  

2. FIRST REFORMED

Un mejor-que-nunca-Ethan Hawke protagoniza la más reciente propuesta del director y guionista, Paul Schrader, como un ministro en medio de un colapso espiritual detonado por una tragedia y un pasado del que no puede escapar. Esta “crisis de fé” es una rara obra maestra en la parte alta de la carrera del celebrado guionista de Taxi Driver y Raging Bull.

1. BURNING

El director Chang-dong Lee explora el conflicto de clases y la obsesión en su más reciente drama a fuego lento, con un final increíblemente satisfactorio como subversivo. Steven Yeun (The Walking Dead) resalta en el papel de “antagonista” como el principal obstáculo entre el protagonista y su interés amoroso. La película es un fascinante estudio de personajes que te invita a cuestionar absolutamente todo y uno de esos finales que se quedan contigo por largo rato.

1 2 3 4