A password will be e-mailed to you.

El especial de Netflix, Latin History for Morons: John Leguizamos’s Road to Broadway es la oportunidad perfecta para aprender sobre el ausentismo de la cultura latina en los textos norteamericanos.

Cuando su hijo recibe una asignación especial en el colegio en donde debe dar un informe acerca de héroes históricos, John Leguizamo aprovecha la oportunidad para enseñarle sobre figuras históricas del mundo latino. Pero una vez inicia su irreverente curso acelerado sobre tres continentes y 3000 años de historia, desde los mayas hasta las canciones de Pitbull, descubre verdades provocativas que incluso lo sorprenden a él.

Latin History for Morons estrenó en la plataforma de streaming el pasado 5 de noviembre, y desde entonces ha causado euforia en las redes sociales. El especial de 90 minutos, (no ha confundir con un “stand-up comedy show”) a pesar de que tiene momentos cómicos, también toca temas que para la comunidad latina puede causar indignación y tristeza.

Leguizamo aborda el tema de una manera liviana, utilizando referencias de cultura popular de la actualidad. “Los conquistadores eran como jugadores de la NBA en una fiesta de la familia Kardashian” refiriéndose a cómo los españoles conquistaban territorios, y abusaban a las mujeres. El actor utiliza jerga latina para a acentuar  la presencia hispanoamérica en su público, ya sea televidente o presencial.

Por otra parte, el comediante también resalta el hecho de que no todos los latinos somos mexicanos, a pesar de que así como nuestros hermanos mexicanos, hemos estado presente junto a los norteamericanos luchando desde la revolución americana y desde entonces.

Leguizamo no solo lleva información disfrazada de comedia con este especial, sino, también el mensaje de que como latino y como norte americano, no estas sólo en ser un morón, todos los somos y no es nuestra culpa. Es culpa de un sistema de educación que nunca se interesó en resaltar la importancia de los héroes históricos cuando eran de una raza minoría. Y la mejor forma de defendernos de nuestros bullies y salir adelante, es armarnos con educación e información sobre nuestra propia historia.