Mi meta todos los años es ver todas las películas posibles, en especial esas que hacen ruido al final del año. Este año me he tenido que resignar a hacer una lista que no incluye títulos como las aclamadas “Inside Llewyn Davis” de los Hermanos Coen y “Her” de Spike Jonze, filmes que para la fecha de hoy no han estrenado en las salas de Puerto Rico. Afortunadamente, el 2013 fue un excelente año para el cine, y aún sin haber visto todo lo que quería ver, confeccionar un Top 10 fue tan difícil como en otros años, o más.

Cabe destacar que se trata de mis diez películas favoritas, y no necesariamente las diez películas que recibieron la mayor puntuación de mi parte.

A continuación, las diez películas del 2013 que se quedaron conmigo, haya sido por su aporte al cine, la importancia del tema trabajado o porque simplemente cumplió con entretenerme. Pero antes, las cinco películas que casi entraron a la lista.

Anchorman 2: The Legend Continues & This is The End:

This-Is-The-End-Rogen-Franco-Hilcbl

¿Por qué un empate? Sencillo, en un momento del cine en que la comedia es liderada por decisiones de negocio como lo son los proyectos de Adam Sandler, la vida nos obsequió dos comedias que a la vez que rayan en lo absurdo, están llenas de chistes ingeniosos y referencias a la cultura popular y hacen espacio para tocar temas que parecían intocables. 

Spring Breakers:

spring-breakers1

No creo que exista persona que haya visto Spring Breakers y no esté dispuesta a defender apasionadamente su opinión sobre la película. Para muchos una obra de arte contemporánea, para otros pura basura, pero si se ha logrado alcanzar un punto medio, se trata de la actuación de James Franco. Como Alien, Franco nos obsequió el más extraño y arriesgado desempeño de su carrera.

Stoker:

stoker-mia-wasikowska

La primera producción americana del cineasta surcoreano Park Chan-wook es visualmente seductora, y tan perversa como el resto de sus trabajos. Stoker fue mi primer amor del año.

Fruitvale Station:

fruitvale_station_review

Desde los primeros minutos, Coogler revela el destino del personaje principal, interpretado magistralmente por Michael B. Jordan, haciendo de los próximos 85 minutos un conteo regresivo que solo se torna más intenso con el pasar de los minutos. Lo que se presenta en pantalla a continuación, desde acciones tan simples como recoger a su hija en la escuela, hasta ir de compras al supermercado, viene acompañado de una tensión que va en crescendo mientras se acerca el final del día.

 Captain Phillips:

Tom Hanks

“Captain Phillips” es aterradora, pero no se trata de una película del género de horror, mucho menos una película sangrienta. Lo que resulta verdaderamente espantoso en la película es, entre otras cosas, el comportamiento de los cuatro piratas somalíes liderados por el excelente Barkhad Abdi. La última escena, a cargo del veterano Tom Hanks, afirma que lo que acabas de ver es algo especial.

Las Mejores Diez

10. The Conjuring:

IMG_4913.dng

The Conjuring no es solamente la mejor película de horror del año, sino que una de las mejores aportaciones al género en mucho tiempo. James Wan sabe cómo trabajar la atmósfera y dónde colocar la cámara. Si a esto le añadimos un núcleo de personajes por los que sentimos y padecemos, el resultado es aterrador y solo va en crescendo de principio a fin.

9. Dallas Buyers Club:

hr_Dallas_Buyers_Club_4

¡Qué clase de año para Matthew McConaughey! Desde principios de año dije que este sería su año y así fue. No solo nos brindó una de las mejores actuaciones de su carrera, sino que una de las más sólidas del año, colocándose en la carrera hacia el Oscar con grandes posibilidades de llevarse el oro. Pero esta película le pertenece a Jared Leto, quien deja de ser él para convertirse en Rayon y destrozarnos el corazón con la mejor actuación del año, merecedora de todos los galardones que ha recibido y está por recibir.

8. A Touch of Sin:

a-touch-of-sin-3

Mi primera película del director chino Jia Zhangke fue este fenomenal estudio de la violencia en la china contemporánea y las diferentes circunstancias en las que podemos reaccionar con violencia. Basada en cuatro hechos reales, “A Touch of Sin”

7. Frances Ha:

Frances-Ha-film-still-3

Ningún otro filme de este año exploró la amistad como lo hizo “Frances Ha” de Noah Baumbach, un relato que oscila entre lo cursi y lo trágico de las amistades longevas. Greta Gerwig nunca había estado mejor como Frances, una bailarina y residente de Nueva York en la constante búsqueda de algo que llene el vacío que dejó su mejor amiga tras irse del país.

6. Gravity:

GRAVITY

Pocas películas pueden pueden adjudicarse el haber cambiado la manera en que se hace cine, pues emergen cada cierto tiempo de forma impredecible, no necesariamente cuando hacen falta, sino cuando uno menos se lo espera. Gravity, del mexicano Alfonso Cuarón, simboliza el resurgimiento de la magia del cine. Liderada por una excelente Sandra Bullock, la cinta de ciencia ficción es la razón por la que existen las salas de cine.

5. The Wolf of Wall Street:

img3

La quinta colaboración entre Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio es indudablemente la mejor de todas. Es excesiva, vulgar y todos aquellos adjetivos que describan a los Jordan Belfort de la vida real. Leonardo DiCaprio supera cada uno de los excelentes desempeños de su carrera, junto a la revelación de Jonah Hill. The Wolf of Wall Street se balancea entre el drama y la comedia, pero termina siendo una de las experiencias más divertidas del año en el cine.

4. The Past:

The-Past-movie-still1

Ahora mismo, no existe cine más honesto y cerca de la realidad que el del iraní Asghar Farhadi, director y guionista de “The Past”, en la que reflexiona sobre la separación, los secretos, el pasado y cómo dejarlo atrás para dar comienzo a algo nuevo. Bérénice Bejo (The Artist) carga la película sobre sus hombros con su interpretación de Marie Brisson, uno de los personajes femeninos más complejos y fascinantes del año.

3. 12 Years a Slave:

1014389_374241506009151_671874848_n

Cruda, difícil de mirar y lo peor de todo; real. “12 Years a Slave” viene conmigo desde su estrenó en octubre y no es para menos. Steve McQueen confeccionó un filme que nos sirve de recordatorio del trato inhumano al que se sometieron los negros durante años, y es necesario tenerlo siempre presente.

2. Upstream Color:

amy-seimetz-shane-carruth-upstream-color

Con su más reciente filme, Upstream Color, Shane Carruth regresa a desafiar a su público con una película tan compleja y cautivadora como la su filme anterior, “Primer”. Upstream Color es una de esas películas que tras verla por primera vez sabes que has visto algo espectacular aunque no logres entender todo, te hipnotiza durante dos horas y querrás verla una y otra vez.

1. Before Midnight:

before_midnight_4La conclusión de la trilogía que arrancó hace 18 años con “Before Sunrise” es el final – por ahora- de uno de los romances más fascinantes en la historia del séptimo arte es nada menos que espectacular. Arte porque “Before Midnight” imita a la vida misma, metiéndonos de cabeza en la vida de Jesse y Céline. Con ellos nos volvemos practicantes del voyeur. Los cineastas detrás de lo que es, para mí, la mejor trilogía de todos los tiempos, se tomaron el tiempo de llevar a estos personajes a lugares que resultan tan familiares que es imposible no identificarte con ellos.