A password will be e-mailed to you.

Eso que ven a la distancia bien lejos, es Man of Steel 2, que se sigue alejando porque Henry Cavill fue anunciado ayer como el Geralt of Rivia de The Witcher, la serie de fantasía medieval de Netflix, basada en la serie de libros del mismo nombre.

Probablemente ya lo sepas gracias a la explosiva reacción del internet, mayormente aquellos a favor o en contra de la noticia. Nadie más feliz que Cavill, quien es un amante confeso de la propiedad, habiendo leído los libros y jugado todos los videojuegos, y quien hace apenas unas semanas reveló que le “encantaría” encarnar el Brujo Cazador de monstruos, cuando –ahora sabemos- ya estaba negociando con Lauren S. Hissrich, productora y “showrunner” de la serie en el servicio de transición digita. Que travieso el muchachito.

Pero, ¿de qué trata?

No es un secreto que Netflix, espera que este proyecto sea “el próximo Game of Thrones” y de todas las candidatas en camino, The Witcher tiene una alta posibilidad si es manejada correctamente. Tiene todo lo que se necesita: intriga política, guerras, traiciones, cuernos, puñaladas en la espalda, y sexo por montones, con una pizca de humor, sin nunca tomarse muy en serio. Aunque contiene más elementos fantasía que Thrones, son manejados en una forma bastante trivial. Criaturas extrañas y razas mágicas son tratadas como cosas de la vida diaria en lugar de maravillas, mientras eventos mágicos son más problema que triunfos.

Un poco de trasfondo. Creado por el autor polaco Andrew Sapkowski, The Witcher comenzó como una historia corta que envió a la revista Fantastyka para un concurso en que quedó tercero. Sin embargo, continuó publicando más contenido que se volvió lo suficientemente popular para llevarlo a un libro completo en 1993 y sus continuaciones, incluyendo otras historias cortas, compendios y algunas alternas.

Al igual que prácticamente toda la fantasía creada desde su publicación, The Witcher está fuertemente inspirado en de The Lord of the Rings, mezclado con folclor de su natal Polonia y Europa del Este entre otros, incluyendo mitología nórdica.

1 2 3 4