A password will be e-mailed to you.

Seth Rogen y Charlize Theron interpretan completos opuestos en Long Shot, la fórmula perfecta para la comedia romántica.

Doce años después de haber protagonizado la excelente “Knocked Up”, el actor y comediante Seth Rogen regresa a la comedia romántica con esta nueva propuesta del director Jonathan Levine (Warm Bodies, 50/50). La película no solo muestra la evolución del actor, escritor y productor a través de los años, sino que también introduce una desconocida faceta de la ganadora del Oscar, Charlize Theron (Monster, Mad Max: Fury Road). La película también es un respiro de aire fresco dentro de uno de los subgéneros más populares del cine gracias a sus protagonistas, quienes sacan el mayor provecho posible de una innegable química entre ambos. Impulsada por sus protagonistas, un toque de sátira política y obscenidad que nunca se siente forzada o gratuita, “Long Shot” trasciende el cliché del amor imposible y en el camino, reinventa los más familiares y repetidos elementos de la comedia romántica.

Rogen interpreta a Fred Flarsky, un exitoso periodista con integridad que prefiere perder el empleo estable que ha tenido por años antes de trabajar para uno de los más odiados empresarios de D.C. Poco después de haber renunciado a su trabajo, Flarsky se reencuentra con Charlotte Field (Theron), su primer amor, quien resulta también es una de las mujeres más influyentes del mundo. Como Secretaria de Estado, Field es una de las favoritas para la presidencia de los Estados Unidos. Impresionado por su sentido del humor -una de las deficiencias de Field según las encuestas- y su cuestionamiento de los procesos políticos, Charlotte contrata a Flarsky como su escritor de discursos. Acostumbrado a un estilo de vida completamente diferente, Fred comienza a tener encontronazos con el resto del equipo de trabajo y la vida caótica de Charlotte, mientras su relación toma un giro romántico inesperado.

Hay mucho para admirar en Long Shot, una película que añade capas a su historia mientras ofrece un vistazo cercano al complicado, despiadado y en ocasiones asqueante proceso de elección de los Estados Unidos. Esta a veces compleja y a veces ligera comedia funciona mejor cuando sus protagonistas se las deben ingeniar para pasar tiempo juntos en medio de una atropellada agenda. Pero no son necesariamente los asuntos más serios los que elevan esta comedia por encima del promedio, sino la palpable química entre dos actores que, más que resaltar sus diferencias, se complementan el uno al otro y forman una alianza cómica con poco que envidiarle a los “power couples” más influyentes de la cultura popular. Alguno de los momentos más memorables de la película llegan cuandos los protagonistas son forzados a abandonar su zona de confort luego de que sus personajes hayan sido establecidas por el sólido guion de Dan Sterling (The Interview) y Liz Hannah (The Post).

“Long Shot” también es evidencia de que no existe nada que Charlize Theron no pueda hacer. La ganadora del Oscar por su transformación en “Monster” vuelve a transformarse aquí, pero no en una peligrosa asesina en serie, sino en una revelación cómica que solo añade profundidad e inspirará admiración hacia una ya impresionante carrera que incluye una de las mejores películas de esta década con Mad Max: Fury Road. Theron y Rogen no están solos aquí, pues reciben notables asistencias de O’Shea Jackson Jr. como el electrizante mejor amigo de Flarsky y June Diane Raphael como la asistente personal, única amiga y principal opositora de la nueva aventura romántica de la posible primera mujer Presidente de los Estados Unidos.

La comedia “Long Shot” ya se exhibe en las salas de cine de Puerto Rico.

Reseña de Long Shot con Seth Rogen y Charlize Theron
4.0Overall Score
Reader Rating 2 Votes