A password will be e-mailed to you.

Cuando Tim Goodman (Justice Smith) recibe la dolorosa noticia sobre la muerte de su padre, éste debe viajar a la ciudad de Ryme para organizar sus asuntos pendientes. En un mundo en donde los Pokémon son criaturas similares a mascotas, los seres humanos no los pueden entender verbalmente, por lo que llega de sorpresa a Tim cuando se encuentra con el Pikachu de su padre en su apartamento y se pueden comunicar perfectamente.

La adorable criatura amarilla le comunica a Tim que su padre no está muerto, sino, desaparecido y como detective, es su responsabilidad investigar su paradero. Sin embargo, Pikachu perdió su memoria y la investigación termina siendo mucho más compleja de lo que esperaban.

Pokémon: Detective Pikachu es el tipo de película que despierta la nostalgia en aquella personas quienes tanto esperaban las 3:00pm para sintonizar el programa de Chevy y ver la serie animada de Pokémon, y quienes disfrutaban de jugar de las famosas cartas durante horas de estudio. Sin embargo, no tienes que saber la diferencia entre Mewtwo y Charizard para comprender la trama de la historia y apreciar la tierna conclusión.

Su director, Rob Letterman, quien se ha especializado en dirigir películas para niños como Monsters Vs. Aliens y Shark Tale no ha acumulado su experiencia en vano, pues Pokemon Ditective Pikachu se puede añadir a su repertorio de películas familiares el cual adultos también se pueden disfrutar. La historia no es una compleja por lo que sobre analizarla no será de tu beneficio, pero sí garantiza una escapada divertida.

El actor Justice Smith (The Get Down) quien protagoniza el filme, realiza un trabajo tan sobresaliente que se podría discutir que la película le queda pequeña. Smith definitivamente es un joven actor quien ya está preparado para hacer la transición de películas familiares a dramas maduros.

Por otra parte, la joven actriz, Kathryn Newton (Ben is Back) se podría describir como la parte más débil de la película. Su desempeño sobre actuado y en ocasiones, caricaturesco desnivela la química entre ella y su contraparte, Smith.

Pero la sorpresa de la película, sin duda es el rendimiento de Ryan Reynolds, quien luego de verlo interpretar Dead Pool el cual lleva una pesada clasificación R, es difícil imaginarse al actor desempeñarse como una adorable criatura CGI apta para toda la familia. Reynolds tomó las riendas de su personaje pero no lo agobió siendo muy “el”, sino, el actor logra hacer al público olvidar que existe un ser humano tras la animación y Pikachu se convierte en su propia entidad.

Sí cabe mencionar que no haría daño ver la película con la compañía de un experto, preferiblemente entre las edades de 5 a 10 para no perderte los divertidos “easter eggs” que tal vez no te percates que existen.