A password will be e-mailed to you.

La súper estrella de la WWE, John Cena se aventura dentro del género de las comedias familiares en donde protagoniza al superintendente de la división de bomberos paracaidistas, Jake Carson. Junto a su equipo elite, el Capitán Mark Rogers (Keegan-Michael Key), el Teniente Rodrigo Torres (John Leguizamo) y Axe (Tyler Mane) rescata un grupo de tres hermanos expuestos a los peligros del fuego en una cabaña remota en el bosque. Sin poder contactar a los padres, estos bomberos paracaidistas se ven en la obligación de cuidar de los niños.  Reducidos a roles de niñeros, estos cuatro hombres rápidamente aprenden que los niños son muy parecidos a los fuegos, salvajes e impredecibles.

Dirigida por Andy Fickman (Paul Blart: Mall Cop2), Playing with Fire es una comedia familiar encantadora y liviana para toda la familia. Cena demuestra que su apariencia seria y ruda se presta para la mejor comedia física e inesperada. El latino, John Leguizamo trae una vulnerabilidad admirable dentro de un grupo de hombres quienes tal vez piensen que la masculinidad de pierde mostrando inseguridad. Y por su parte, el comediante veterano Key, no decepciona con sus comentarios jocosos en cada escena. Me atrevería decir que es casi lo mejor de la película, salvo por los adorables niños quienes balancean la película con increíble ternura.

Playing with Fire, podría llevar al carismático, John Cena por un camino parecido a la carrera de  Dwayne “The Rock” Johnson, en donde un luchador de WWE se lanza al mundo de la cinematografía dentro del género de la comedia y más adelante trasciende como una mega estrella de acción y del box office.

Tal vez la idea de que un grupo de hombres grandes y fuertes quienes se ven en disyuntiva de cómo controlar o manejar pequeños seres humanos no sea original, tal y como lo hemos visto en películas como The Game Plan (2007), The Pacifier (2005), y hasta Kindergarden Cop (1990). Sin embargo, es un concepto que jamás deja de poner una sonrisa en el rostro. Si estás buscando una tierna comedia para llevar a la familia este fin de semana, Playing With Fire es la alternativa, pues entre travesuras, aventuras y risas, la película sin duda le alegrará el corazón a todos quienes la vean.