Si de cine honesto se trata, The Hunt es una de las propuestas que mejor cumple con los requisitos de un filme que emule la vida cotidiana y denote belleza en donde usualmente no se encuentra. Del director y guionista Thomas Vinterberg, The Hunt viene asombrando a críticos desde su estadía en el Festival de Cannes el año pasado, y esto no debería sorprender al que ha tenido la oportunidad de experimentar uno de los filmes más aterradores del año, pero no se trata de una película de horror, sino de un drama tan honesto que resulta aterrorizante.

Protagonizada magistralmente por el actor danés Mads Mikkelsen, la película te agarra desde temprano y se rehúsa a soltarte. Mikkelsen personifica a Lucas, un maestro que en medio de una lucha por la custodia de su hijo adolescente tendrá que enfrentar a una comunidad desconcertada y paranoica a causa de una mentira que amenaza con arruinar su vida y la oportunidad de recuperar a su hijo.

Como un cazador que acecha a su presa, tanto los padres de sus estudiantes como sus vecinos roban de toda tranquilidad a Lucas y poco a poco lo despojan de toda esperanza de volver a tener una vida normal. The Hunt es una brutal representación de los malentendidos y sus trágicas consecuencias. La simplicidad de la trama podría engañar a primera vista, pero nada en esta película es tan sencillo como parece. De hecho, la seriedad del tema trabajado es la clave para que la película no se pierda entre dramas desacertados.

¿Qué exactamente hace de The Hunt una propuesta diferente a las demás?

La respuesta a esta pregunta se encuentra en el guión perfectamente equilibrado de Tobias Lindholm y Thomas Vinterberg, y la cinematografía escalofriante de Charlotte Bruus Christensen, quien se encarga de recrear una atmósfera tan aterradora como la posibilidad de caer en los zapatos de Lucas. Lo que resulta aterrador es la facilidad con que Thomas y Vinterberg hacen de Lucas un personaje con el que todos nos podríamos identificar, casi forzando al espectador a visualizarse en su posición.

Una historia honesta debe estar complementada de una actuación del mismo calibre, y de eso se encarga el fenomenal Mad Mikkelsen, quien deja de ser él y se convierte – de la manera más convincente posible – en el personaje de Lucas, sus tribulaciones y pérdida de esperanza. Su desempeño en The Hunt trasciende todos sus trabajos anteriores y lo sitúa, si ya no lo estaba, en la mira de cinéfilos alrededor del mundo. The Hunt es una de las películas más importantes del verano y tiene la fuerza suficiente para convertirse en una de las mejores del año.