A password will be e-mailed to you.

Si no está roto, no intentes repararlo. Phil Lord y Chris Miller, directores de la primera parte y escritores de esta secuela, nos enseñaron esta valiosa lección con su secuela, 22 Jump Street, en el 2014. Pero mientras que la comedia con Channing Tatum y Jonah Hill utilizó el comentario meta para justificarlo, The LEGO Movie 2: The Second Part, se justifica siendo una sólida secuela que no solo repite, sino expande sobre los temas -tanto para grandes como para pequeños- que fueron introducidos en la primera película, una innovadora propuesta animada celebrada por todos menos por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas, pero eso está en el pasado.

En el presente, Lord y Miller le han pasado la batuta a Mike Mitchell, director de Trolls, quien ayuda a que la transición de directores ocurra sin percance alguno. No se puede decir lo mismo sobre la historia de esta secuela, la cual toma lugar poco después de los eventos de la primera parte. Desde la repentina llegada de DUPLO (marca de LEGO diseñada con bloques más grandes para los más pequeños) a manos de la hermana menor de Finn, Bianca, ha reinado el caos en la ciudad de Bricksburg. Para entender el rol de estos dos personajes en la historia habría que estar familiarizado con la revelación al final de The LEGO Movie (2014).

Lo que fue la colorida y siempre entusiasta ciudad de Bricksburg ahora es un desierto post apocalíptico lleno de cinismo y una ambientación extraída o inspirada en Mad Max (otra película de Warner Bros.). La sociedad entera se ha adaptado a este nuevo estilo de vida, consecuencia directa de la interminable guerra con los infantiles pero despiadados bloques del espacio exterior. Todos, menos Emmet (Chris Pratt), el especial, quien rehúsa a aceptar que ya nada es “awesome” como antes. Una versión deprimente del popular tema de Tegan & Sara es uno de los “highlights” de la secuela, que, similar al tono autorreferencial de 22 Jump Street, reconoce las fallas de la premisa que sirvió de punto de partida en la primera película. No todo es “awesome” cuando tenemos que crecer y dejar atrás viejos comportamientos y estilos de vida.

Como las mejores secuelas en la historia, empezando por The Empire Strikes Back, la película divide a sus protagonistas por gran parte de la historia, enviando a Emmett en una pseudo ópera espacial junto a Rex, un nuevo personaje que representa todo lo que Emmet quisiera ser. Por otro lado, Lucy (Elizabeth Banks), Batman (Will Arnett), Unikitty (Alison Brie), Benny (Charlie Day) Metalbeard (Nick Offerman) y un nuevo personaje llamado General Mayhem (Stephanie Beatriz) son invitados a una “boda real” en el Systar System, donde la misteriosa Watevra Wa’Nabi (Tiffany Haddish) los recibe con intenciones que nunca están del todo claras.

Al igual que la figura, o en este caso, figuras humanas que de manera indirecta desatan la acción de la película, Emmet es confrontado con una importante decisión. En la superficie, es una simple cuestión de reaccionar a cambios inevitables. En las manos de Lord y Miller, es la oportunidad de explorar la interesante dinámica de juego entre dos personas con intereses completamente diferentes. La adición de Bianca añade otras capas y una perspectiva a una historia cuyo punto de vista había sido exclusivamente masculino, aunque no necesariamente excluyente. La nueva “amenaza” en The LEGO Movie 2 no es otra cosa que la llegada de un nuevos intereses, que en ocasiones se pueden sentir extraterrestres para quien no los espera o está condicionado para aceptarlo.

No esperarías este tipo de comentario de una película animada para niños. Sin embargo, esta es exactamente la maestría que demuestran Miller y Lord y que los convierte en dos de las voces más emocionantes del cine. En una oficina de Lucasfilm, la presidenta Kathleen Kennedy se arranca el cabello por haber despedido al dúo de directores y guionistas de Solo: A Star Wars Story, la entrega menos exitosa de la franquicia hasta el día de hoy.

El gran reto de una propuesta animada siempre será enganchar tanto a pequeños como a los adultos que los acompañan. En The LEGO Movie 2: The Second Part, el atractivo principal para adultos no solo viene vía referencias al Universo de DC, Marvel y uno que otro divertido cameo, aunque definitivamente ayuda. La historia, que nunca abandona el humor y tono inocente para niños, logra colar chistes dirigidos a adultos, explorar temas complejos y completar ingeniosas secuencias de acción que continúan aprovechando la particularidad de los bloques de LEGO para innovar.

En un mar de secuelas que rehacen y reciclan pero rara vez renuevan, The LEGO Movie es una agradable, refrescante e inesperada sorpresa que se mantiene al nivel de su predecesora, un gran logro por sí solo.

The LEGO Movie 2 se exhibe actualmente en las salas de cine de Puerto Rico.

Review: The LEGO Movie 2 es tan buena como la primera
4.0Overall Score
Reader Rating 1 Vote