Su contraseña será enviada a su correo electrónico.

El actor inglés, Christian Bale, no es extraño a transformarse físicamente para los roles que así lo requieran. Lo hizo para The Machinist en el 2004, y luego para The Fighter en el 2010. Esta última le consiguió al celebrado actor su primer premio Oscar.

Ahora, Bale ha subido de peso considerablemente para su nueva película, en la que estará interpretando al vice presidente, Dick Cheney. La cinta será dirigida por Adam McKay, con quien trabajó anteriormente en la película The Big Short. La película, titulada Backseat, está actualmente en pre producción.

Bale, de 43 años, lució su nueva figura en la alfombra roja de su más reciente película, Hostiles, en el Festival Internacional de Cine de Toronto, donde se presentó el pasado 11 de septiembre.

Desarrollada en el 1892, Hostiles cuenta la historia de un legendario capitán del ejército (Bale) quien, luego de mucha resistencia, acepta escoltar a un moribundo jefe de guerra Cheyenne (Wes Studi) y su familia de regreso a su casa en tierras tribales. En una horrorosa y peligrosa jordana de Nuevo México a las praderas de Montana, los viejos rivales encuentran a una joven viuda (Rosamund Pike), cuya familia fue asesinada en la llanura. Juntos, deben unir fuerzas para superar paisajes que castigan, Comanches hostiles y aislados viciosos que se encuentran en el camino.

El resto del elenco de la película lo componen Peter Mullan, Ben Foster, Stephen Lang, Jesse Plemons, Paul Anderson, Adam Beach, Timothée Chalamet, Rory Cochrane y Q’orianka Kilcher.

Se espera que Hostiles llegue a las salas de cine de Estados Unidos a finales de año, pero aún no ha encontrado distribuidor.