Su contraseña será enviada a su correo electrónico.

Hola, mi nombre es George y pertenezco a un grupo llamado “Me gustó King Arthur: Legend of the Sword”.

No me encantó su edición frenética, especialmente en las escenas de acción, y pudo ser unos 20 minutos más corta pero, me divirtió de principio a fin. Es una buena interpretación de la leyenda Arturiana e, irónicamente, parece basada en algún video juego –especialmente la batalla final. Me recordó a God of War, Dark Souls, con un poco de League of Legends (necesito salir más de casa; vida social).

Cuando “Vortigern” (Jude Law) el Mago Príncipe de Camelot, traiciona su hermano “Uther Pendragon” (Eric Bana en su mejor papel desde “Hector” en TROY)), no logra impedir que la poderosa espada Excalibur ni el verdadero heredero al trono se pierdan. Años luego, criado por una mujer que lo encontró en el rio, Moisés “Arthur” (Charlie Hunnam) es el intrépido joven líder de una ganga que mantiene control en su área pobre e ignorada del Reino.

Al repentinamente Excalibur aparecer dentro de una piedra, anunciando el regreso del verdadero heredero, “Vortigern” aprieta su yugo al pueblo para apresurar la construcción de una torre que aumentará sus poderes, mientras busca su sobrino. Probablemente ganó por colegio electoral.

Lo mejor de King Arthur es definitivamente su “soundtrack”, salí pompea’o para hacer una rutina de ejercicios por dos horas. Afortunadamente se me quitó cuando llegue a casa.

Si no supieras como se llama Guy Ritchie pero hubieras visto al menos dos de sus películas, sabrías que este filme es hecho por “el tipo ese que hizo Snatch”. Su estilo de narrativa se encuentra presente desde que comienza a contarnos la niñez, adolescencia y adultez de “Arthur” en menos de 10 minutos, solo para después tomarse 30 explicando que el muchacho no quiere aceptar su destino. Ritmo, mis amigos, úsenlo. Es gratis.

Aparte de la música, disfruté que King Arthur: Legend of the Sword no le tuvo miedo a afrontar los elementos mágicos de la historia, algo que vemos cada vez menos pues la fantasía nunca ha sido el fuerte de Hollywood.

Los fans que extrañan los filmes a lo The Lord of the Rings, deberían darle una oportunidad, no es mejor (ni se le acerca) que esa maravillosa trilogía pero, la pasé mucho mejor que con cualquiera de las Hobbits.

PS: Oye Guy Ritchie, cualquiera que conozca de leyenda Arturiana sabe que Astrid Bergès-Frisbey interpreta a “Morgan le Fay”, no sé porque insistieron en ocultarlo.

Crítica de KING ARTHUR: LEGEND OF THE SWORD
Tremendo soundtrack.Entretenida con buenos momentos de fantasía
Escenas de acción mal editadas.Debió ser más corta.
3Nota Final