A password will be e-mailed to you.

Luego de que Disney y Lucasfilm anunciaran el cambio en la fecha de estreno de “Star Wars: Episode VIII” de mayo del 2017 a Diciembre 15 del mismo año, la primera incógnita que surgió fue si la secuela de “Avatar”, programada para estrenar sólo 10 días después de Star Wars, mantendría esa fecha de estreno. Horas más tarde, el portal The Wrap reportó en exclusiva que efectivamente, la primera de tres secuelas planificadas no estará lista para esa fecha. Aunque el estudio se negó a comentar sobre el cambio de fecha, personas cercanas a la producción confirmaron esta información al portal de noticias. Este sería el segundo atraso de la película, la cual originalmente estaba pautada para estrenar este año.

Como adelanté en aquel momento, el estudio 20th Century Fox no tiene ningún interés en competir directamente con la franquicia que actualmente amenaza el estatus de película más taquillera del mundo de la suya. De hecho, estrenar a la vez no es atractivo para ninguno de los estudios, pues afectaría el desempeño de ambas películas en el box office. Naturalmente, el estudio no comentó sobre este nuevo atraso, pero podríamos suponer que James Cameron, director de la película, se encuentra desarrollando la tecnología necesaria para contar su historia, como hizo con la primera parte. Cameron es conocido por tomarse su tiempo a la hora de hacer una película, especialmente si la tecnología no está a la par con su visión de la misma.

Aunque no existen detalles sobre la trama de “Avatar 2”, sí sabemos que ambos protagonistas, Sam Worthington y Zoe Saldana, originalmente firmaron para interpretar sus personajes en una trilogía. Se espera que esta película tome lugar justo después de los eventos de la primera.

“The Force Awakens” es actualmente la tercera película más taquillera a nivel global en la historia con $1.9 mil millones de dólares, justo detrás de “Titanic” con $2.2 mil millones de dólares. El primer lugar pertenece a “Avatar”, también del director James Cameron, con $2.8 mil millones de dólares.