A password will be e-mailed to you.

A través de la historia cinematográfica hemos podido atestiguar como los efectos especiales le dan un toque diferente a los filmes. Ya sea porque algunas escenas requieran el uso de un doble, para salvaguardar la salud del actores principales y el equipo de trabajo o simplemente porque los tiros de cámara son imposibles, las imágenes y sonidos generados por computadora, y técnicas detrás del lente ayudan a completar las escenas de alta complejidad.

Pero aun así hay actores que deciden arriesgarlo todo por la calidad del entretenimiento, completando actos que con el mayor sistema de seguridad siguen siendo muy peligrosos. Artistas de la envergadura de Jackie Chan, Harrison Ford, Angelina Jolie, por solo mencionar algunos, prefieren realizar las maniobras ellos mismos con tal de mantener la inherencia entre el público y el filme intacto.

Tom Cruise es uno de ellos y es mundialmente reconocido por su sonrisa inconfundible y sus grandes secuencias de acción. Desde Endless Love (1981), haciendo su debut como el joven Billy cuando este tenía 19 años, hasta Jack Reacher: Never Go Back (2016) en sus actuales 54 años, se ha caracterizado por darlo todo frente a cámaras, en especial en las escenas de riesgo.

Uno de las primeros peligrosos e icónicos stunts de Cruise fue en Mission: Impossible (1996), en el que cae a gran velocidad con solo unos arneses que dada a la naturaleza de la acrobacia parecían ligeramente seguros. Esta es una de las escenas más memorables del actor y del mundo cinematográfico, siendo parodiada en películas como Shrek 2 (2004) cuando Pinocho intenta salvar a Shrek, Burro y Gato con Botas.mission-impossible-rogue-nation-tom-cruiseCada en cada filme de acción que Cruise protagoniza se ve como desafía las maniobras del pasado, colocando la barra de riesgo un peldaño más alto. En Mission Impossible 5 (2015), lo vemos sujeto a un AirBus 8400 en pleno movimiento, despegando y volando, para completar unas de las escenas más impresionantes del filme.

A Tom se le ha visto en pelas legendarias de samurai (Last Samurai, 2013) y en incontables persecuciones como en Knight and Day (2010), pero ninguna secuencia se compara con las primeras escenas de Mission: Imposible 2 (2000). En donde el renombrado actor escala y brinca libremente sin ningún tipo de red de seguridad. La maroma se llevó a cabo en Dead Horse Point, Uta, con solo un arnés. De igual forma se ha visto escalando rascacielos como Burj Khalifa en los Emiratos Árabes a más de 2,700 pies de altura, que aunque tuvieras todo el equipo de seguridad del mundo, la vista y la sensación sería muy impactante.

Con tantas escenas acción protagonizadas por el tres veces nominado al Oscar, y con los años acumulados (54 años), no se espera más stunts de riesgo por parte del actor. Pero no es así, resulta que en un vídeo promocional del behind scenes de la película The Mummy, muestra como Tom, quien interpreta a Nick Morto, realizó 64 tomas para completar la filmación de las escenas del accidente aéreo en el remake de la franquicia. Según el intérprete siempre quiso hacer escenas en cero gravedad y le pareció la oportunidad perfecta para ejecutar dicha maniobra.

“Queríamos ser salvajes y violentos, y espontáneos, para una audiencia. Sólo ven lo que está sucediendo en tiempo real, no hay edición, está ahí” – indicó el actor en la entrevista promocional.

Cruise es uno de los mejores actores de acción de esta generación. En cada de sus entregas siempre hay alguna acrobacia que refresca el filme y le da un tono un tanto orgánico, ya que se aleja un poco de las pantallas verdes y efectos de imágenes generadas por computadora (CGI por sus siglas en inglés).

cruise21