A password will be e-mailed to you.

Susannah Cahalan (Chloë Grace Moretz), personaje principal de la cinta Brain on Fire, lo tiene todo: el trabajo de sus sueños, familia, amigos, y, al parecer, no pudiera estar más feliz.  Sin embargo, el día de su cumpleaños recibe una sorpresa desagradable que le cambiaría la vida. Susannah empieza a sentir síntomas molestosos de la cabeza, lo cual se le diagnostica después de mucho tiempo y muchas pruebas como una enfermedad autoimmune.

El filme fue posible debido a la autobiografía que compartió la verdadera Susannah Cahalan, quien fue diagnosticada con la enfermedad conocida como “Anti-NMDA Receptor Encephalitis”.  Cahalan estuvo expuesta a pruebas que no llegaban a ninguna conclusión mientras su mente la torturaba.  Por la rareza y manifestación extraña de la condición, tomó mucho tiempo hasta que por fin fuese descubierto por el Dr. Souhel Najjar cuando le pidió que le dibujara un reloj.  Al ver que Susannah solo dibujo en la parte derecha del reloj, lo que sospechaba el Dr. Najjar fue confirmado: el lado derecho de su cerebro, que controlaba el lado izquierdo del cuerpo, estaba inflamado.  En una entrevista, Cahalan especificó que ella solo era la persona número 217 en ser diagnosticada con esta misma condición. Además, mencionó que le tomó meses hasta poder recuperar la habilidad de hablar y caminar normalmente.  Cahalan también enfocó en la necesidad de adquirir una segunda opinión médica, ya que el primer neurólogo que la atendió le aseguró que sus síntomas eran simplemente una respuesta al cansancio y estrés del trabajo lo cual claramente estaba incorrecto.  La experiencia angustiosa fue recontada por Cahalan en su autobiografía titulada Brain on Fire: My Month of Madness.

El filme, dirigido por Gerard Barrett, mantiene a la audiencia entretenida, pues uno mismo trata de averiguar cuál sería el diagnóstico de Susannah.  No obstante, la película demuestra muchos “clichés” que deterioran la calidad de la misma.  El elenco, aunque muy talentoso, demuestra un fallo en la sobre-actuación de algunas escenas. En su totalidad, el filme no deja mucho que decir ya que es muy unidimensional en su contenido y estilo.

Aunque la ejecución del filme no sea la mejor, sí trae a la luz la enfermedad autoinmune, lo cual es un beneficio ya que hubo muchas ocasiones donde pacientes de “Anti-NMDA Receptor Encephalitis” fueron diagnosticadas incorrectamente.  Incluso, al final del filme mencionan que por el reconocimiento del caso de Susannah Cahalan, miles de personas han sido diagnosticados con esta misma enfermedad y han podido recibir el tratamiento adecuado para tratarla.

Actualmente Susannah Cahalan sigue trabajando como periodista y ha dedicado mucho tiempo a dar a conocer los efectos y síntomas de la enfermedad que le cambio la vida.

El filme esta disponible en Netflix y puedes ver el trailer aquí: