A password will be e-mailed to you.

Han pasado casi 30 años desde la última vez que los actores Keanu Reeves y Alex Winter interpretaron a los personajes de Bill & Ted, dos íconos de la cultura popular de los ochenta y noventa que regresan en medio de un año en que una cabina telefónica que puede viajar en el  tiempo sería de gran utilidad. 

El optimismo de estos dos individuos -conocedores del rock y promotores de un estilo de vida que invita a ser excelentes unos con otros- es el antídoto perfecto para sobrellevar este momento sombrío en la historia de la humanidad. Pero, ¿cuánto queda de aquellos dos adolescentes inocentes que en 1989 embarcaron en un viaje a través del tiempo para completar un informe oral de historia? 

En conferencia de prensa con diversos medios por motivo del estreno de “Bill & Ted Face the Music”, los actores Keanu Reeves y Alex Winter hablaron sobre los retos más grandes de haber retomado estos roles casi tres décadas después, la relevancia actual de su popular “motto” y cómo la estos personajes han madurado con el pasar de los años.

“Creo que es relevante todo el tiempo”, explica Reeves sobre la idea de ser amables con todo el mundo. “Por la situación en que nos encontramos ahora mismo tiene un impacto más fuerte. Creo que la idea de ser excelentes unos con otros es una muy buena idea”, añadió el protagonista de películas como “John Wick” y quien recientemente retomó otro rol icónico para la cuarta película de “The Matrix”, aún en rodaje.  

Para Winter, quien se había mantenido alejado del cine durante todos estos años, las películas de Bill & Ted tienen una dulzura innata que habría existido en esta tercera película independientemente del COVID-19.

Bill & Ted Face the Music – Orion Pictures

“Los temas de inclusividad y unión eran algo que [los escritores] Chris Matheson y Ed Solomon ya habían decidido traer a esta tercera película mucho antes de estar en la situación que estamos hoy”, aseguró el actor. “Esta fue la película que todos nos propusimos hacer, pero ahora resulta que posee la habilidad de llevarle un poco de felicidad a algunas personas en este tiempo en particular”, celebró. 

Casi 30 años después de la segunda película, es difícil imaginar a estos dos actores de 55 años retomar los manierismos y el diálogo juvenil que inmortalizó a estos personajes en la cultura popular. Afortunadamente, el extenso periodo que tomó entre desarrollar la historia y entrar en producción les permitió no solo volver a caer en ritmo, sino también descifrar quiénes eran estos personajes todos estos años después.

“Trabajar con Keanu se siente muy familiar”, explicó Winter. Hay algo natural en la fisicalidad de la actuación y en la manera en que el diálogo establece nuestro ritmo, y eso llegó por sí solo, o al menos así fue para mí”, señaló. 

“Bill & Ted Face the Music” trae nuevas responsabilidades para este dúo de amigos, entre ellas dos hijas y la misión de componer una canción destinada a salvar a la humanidad. Para Keanu, la clave estuvo en tratar de interpretar esa madurez.  “Han vivido sus vidas durante todo este tiempo”, señala Keanu. “Ahora tienen dos hijas muy maduras y han vivido con la presión y responsabilidad de unificar el mundo por medio de la música, lo cual aún no han podido lograr”, explicó. 

Sobre el efecto del tiempo en su interpretación como actores, el celebrado actor asegura que fue muy importante tratar de “no interpretar caricaturas de sus versiones del pasado”. “También fue importante estar presentes para sentir el peso de estos personajes, pero a la misma vez poder disfrutar de su alegría, su ligereza y su espíritu”, añadió Reeves.

“Bill & Ted Face the Music” llega a plataformas de Video on Demand este viernes, 28 de agosto.