A password will be e-mailed to you.

RM Sotheby, la oficial casa de subasta de Aston Martin, está ofreciendo lo que tal vez sea el más icónico Aston Martin de todos los tiempos en el evento “Una Velada con Aston Martin”, a llevarse a cabo el 15 de agosto durante el la Subasta de Monterey 2019.

Con trece modificaciones funcionales, el James Bond 007 Aston Martin DB5 del 1965 es solo uno de tres ejemplares sobrevivientes que fueron solicitados por Eon Productions y personalizados con especificaciones de la Rama Q del MI6 para la película “Goldfinger”, protagonizada por Sean Connery.

Para la película fueron creados dos vehículos casi idénticos que le fueron prestados a Eon Productions para la filmación de la película, la tercera en la franquicia de James Bond. Cada uno cumplió con varios roles; uno fue construido para hazañas y secuencias de persecución, por lo que debía ser rápido y liviano. El otro fue utilizado para tomas de interiores y “close ups”. Este debía estar equipado con modificaciones funcionales creadas por el expertos en efectos especiales, John Stears.

El DB5 estaba equipado con cilindros hidráulicos en los “bumpers”, una ametralladora Browning calibre .30 en cada guarda lodos, navajas en las ruedas, una pantalla aprueba de balas, un radar en el tablero, aceite, un dispensador de humo y abrojo, tablillas giratorias y un sistema de expulsión en el asiento del pasajero. Aunque no aparece en la película, el auto también  fue equipado con un teléfono en la puerta del conductor, con el que Bond podía comunicarse con las oficinas centraler del MI6 y un compartimiento para armas escondido debajo del asiento del conductor.

El éxito de Goldfinger también fue el éxito de Aston Martin, compañía que vio un alza en las ventas que impulsó un nivel de producción sin precedentes.

i