A password will be e-mailed to you.

Los Ángeles, California – Casi tres décadas después de haber prevenido el Día del Juicio a manos de la compañía Skynet, la actriz Linda Hamilton retoma el rol que la inmortalizó en los libros de cine: Sarah Connor.

Más que el rol que catapultó a Hamilton al estrellato en los ochenta y noventa, se trata de uno de los roles femeninos más influyentes en la historia del cine, en especial el cine de ciencia ficción. Este género, por años, ha sido la casa de personajes eternos como este, Ellen Ripley (Sigourney Weaver) de “Aliens” y hasta Trinity (Carrie-Anne Moss) de la franquicia de “The Matrix”. 

Su impacto en previas generaciones es evidente, habiendo inspirado decenas de personajes a través de los años y sembrado la semilla para el nacimiento de un cine en el que las mujeres también pueden ser héroes de acción. Sin embargo, casi treinta años más tarde, la actriz asegura que no fue planificado. 

“Solo estaba haciendo mi trabajo”, explicó Hamilton en entrevista exclusiva con Movie Network para el estreno de “Terminator: Dark Fate”. “La verdad es que uno no se levanta y se propone demostrarle a la gente lo que puede hacer una mujer. [En el momento] solo quería hacer mi trabajo y complacer al director. Creo que fue puro accidente que el mundo estuviese listo para Sarah Conner, y para ver a una mujer hacer estas cosas. Además, fue la idea una mujer fuerte sin tener que cortarme el pelo y verme como un hombre para patear traseros y proteger a mi hijo”, resaltó. 

Sobre el impacto que pueda tener Sarah Connor en generaciones futuras, la actriz de 63 años insiste en que es difícil de predecir.

“Espero que también les guste, pero será difícil si no lo ven en contexto”, comentó. “Recomendaría que vieran la primer y segunda [película] antes de ir al cine a ver ‘Dark Fate’. Creo que la historia, las actuaciones y la acción deben ser atractivo para cualquier tipo de audiencia”, añadió.

En esta ocasión, además de volver a compartir escena con el legendario Arnold Schwarzenegger, acompañan a Hamilton un dúo de actrices que buscan dejar su huella en el cine de la misma manera. Se trata de Natalia Reyes y Mackenzie Davis, para quienes la actriz estadounidense solo tiene halagos. La primera, nacida en Colombia, asume el rol del nuevo objetivo del exterminador. Davis, por su parte, ha sido enviada del futuro para evitar su muerte y garantizar la supervivencia de la raza humana ante una nueva amenaza llamada Legion. 

“Nos encargamos de elevar nuestras propias actuaciones día a día”, comentó Hamilton sobre trabajar con las actrices. “Tim Miller tiene una voz fresca y es un visionario de una manera diferente a Jim Cameron”, añadió sobre el nuevo director de la franquicia, cuyos créditos previos a “Dark Fate” incluyen la primera película de “Deadpool”.

En la película, Sarah Connor reaparece para proteger a Daniela Ramos (Reyes), quien en muchos aspectos representa a Sarah Connor de esta nueva dirección para la franquicia. Pero, ¿qué motivos podría tener la ahoa fugitiva de la justicia para colocarse en medio de toda la acción nuevamente? 

“Es un poco más nebuloso”, asegura Hamilton. “Ella quiere salvar a la chica que está repitiendo lo que fue su pasado. Ella entiende lo que es ser perseguida por un exterminador. [Sarah] tampoco tiene mucha fé en la humanidad que insiste en desarrollar esta inteligencia artificial que los termina destruyendo. Somos los ingenieros de nuestra propia destrucción”, concluyó. 

“Terminator: Dark Fate” ya está en las salas de cine de Puerto Rico.