A password will be e-mailed to you.

A veces cuando estamos buscando en Netflix, lo que queremos es ese golpe de adrenalina que solo una buena película de acción puede proveer.

Pero dentro del género existen mil variaciones: las que se aproximan a thrillers, las que incluyen comedia, de superhéroe, samurai, guerra… ¿Cómo hacer una buena selección?

Para eso viene esta lista; podrás ver lo mejor del género, y así estarás listo para la próxima que estés buscando en la plataforma de streaming.

Veamos las diez mejores películas de acción disponibles en Netflix ahora mismo, en ningún orden específico.

Bourne Ultimatum (2007)

La tercera entrega de la serie Bourne, The Bourne Ultimatum, es generalmente considerada la mejor de la serie. Sigue a Matt Damon como el titular Jason Bourne, un ex-asesino del CIA quien, tras un accidente que lo dejó con amnesia, lucha por descubrir su pasado. Cuando el gobierno intenta matarlo, él contraataca, destapando una nueva conspiración en el proceso. Lleno de “stunts”, asesinatos y una secuencia de acción en motora, Bourne Ultimatum tiene todo lo que uno puede buscar en una película de acción.

Hot Fuzz (2007)

Simon Pegg hace del sargento Nicholas Angel, un policía que es tan bueno en su trabajo que hace a todos los demás de su equipo verse mal. Luego de ser transferido al pueblo tranquilo de Sandford, comienza a toparse con una serie de accidentes misteriosos, los cuales él sospecha que no son “accidentes” sino asesinatos. Escrita y dirigida por Edgar Wright (Baby Driver) Hot Fuzz combina elementos de acción y comedia con el estilo particular de Wright, logrando un filme que sencillamente es para pasarla bien.

Armageddon (1998)

Michael Bay puede recibir mucha crítica por soler favorecer explosiones y efectos visuales sobre sustancia en sus películas, pero eso no le quita de ser uno de los directores con mayor éxito comercial. En Armageddon, un asteroide del tamaño de Texas va a chocar el planeta Tierra y tienen solo 18 días para prevenirlo. La única opción para la humanidad es que NASA entrene a un equipo de perforadores de plataformas petrolíferas como astronautas para detonar un arma nuclear al centro del asteroide. Puede que no sea la película más sofisticada o con la trama más probable (¿Realmente es más fácil entrenar un perforador para ser astronauta que vice-versa?), pero no hay duda de que sea una película divertida.

Battle Royale (2000)

Battle Royale es la película distópica adolescente antes de que hubiesen películas distópicas adolescentes. Estrenó en 2000 en Japón, y puede ser resumida como el primo mayor más violento de The Hunger Games. Tras una recesión, el gobierno de Japón pasó una ley para controlar una juventud rebelde: La Ley BR. Según ella, cada año, se escoge un salón de escuela para que sus estudiantes sean partícipes del Battle Royale. Tienen 3 días para luchar por su supervivencia en una isla remota hasta que solo quede uno. Su director Kinji Fukasaku no se aleja de la violencia intensa innata de semejante historia, pero tampoco olvida el melodrama de la vida joven ni el mensaje profundo de su obra.

Thor: Ragnarok (2017)

Taika Waititi, el director de Thor: Ragnarok, cogió lo que posiblemente era la franquicia más débil del Universo Cinemático de Marvel y le dio un giro de 180 grados, reemplazando la seriedad de las películas anteriores con humor irreverente. En este capítulo, Thor (Chris Hemsworth) queda prisionero en el planeta lejano Sakaar, su martillo confiado Mjolnir habiendo sido destruido. Para poder escapar, primero tendrá que vencer al campeón de Sakaar, quien resulta ser el increíble Hulk. Con secuencias de acción excelentes al ritmo de Immigrant Song de Led Zeppelin, junto a líneas como “He’s a friend from work”, Thor: Ragnarok funciona al mismo nivel como comedia y película de acción.

Continúa en la próxima página.

1 2