A password will be e-mailed to you.

En un abrir y cerrar de ojos se fue medio año, dos películas sobrepasaron los mil millones de dólares en recaudos y el cine de animación luce como el género más popular de todos, superando a los filmes de superhéroes que parecían estar en total control del box office. Pero en el cine no todo es números, y algunas de las mejores películas que hemos visto este año no han hecho tanto ruido los grandes blockbusters del 2016.

Muchas de ellas ni tan siquiera estrenaron en las salas de cine de Puerto Rico, pero está disponibles en diferentes plataformas de streaming o Blu-Ray y DVD. Entre ellas, la más reciente película del aclamado director de BOYHOOD, Richard Linklater y la segunda película de  un director en ascenso llamado Jeremy Saulnier.

Y si de directores jóvenes se trata, es necesario incluir la más reciente propuesta del estadounidense Jeff Nichols, con la cual he decidido arrancar esta lista.

11. Midnight Special 

midnight-special

La nueva película de Jeff Nichols (Mud, Take Shelter) vuelve a reflexionar sobre la familia, pero en esta ocasión lo hace alrededor de una historia de ciencia ficción que se siente original mientras toma elementos prestados de algunas películas de Steven Spielberg.

10. Deadpool

deadpool

La segunda mejor película de los X-MEN no se parece en nada al resto de las películas de superhéroes que estrenan cada 6 meses, y eso exactamente lo que la hace resaltar. El antihéroe más grosero de todos demuestra que no hace falta un presupuesto enorme para presentar una propuesta original, siempre y cuando el estudio y equipo creativo detrás del proyecto reconozcan las exigencias de su audiencia, pero más que nada, que estén dispuestos a retarla.  DEADPOOL es el riesgo que pocos estudios se atreverían a tomar.

9. The Nice Guys

nice-guys

Este neo-noir del director Shane Black (Kiss Kiss, Bang Bang) sobre la muerte de una actriz porno en la década de los setenta brilla por un guión que nunca se olvida de la audiencia, pocas veces tropieza y celebra el cine detectivesco de esa década. Ryan Gosling evoca a Gene Wilder – su actor favorito – en lo que bien podría ser la mejor actuación del protagonista de THE NOTEBOOK. Sin embargo, su desempeño no habría funcionado sin la ayuda de Russell Crowe, cuya química con Gosling es de esas con las que sueña todo director.

8. The Conjuring 2

conjuring

James Wan complementa su mejor película de terror con una digna secuela que aunque sufre de algunas de las fallas que estuvieron presentes en su predecesora, perfecciona los elementos que hicieron de la primera una rareza entre propuestas sin alma. Wan reconoce que el matrimonio de Ed y Lorraine Warren es uno de los pilares de la franquicia y lo fortalece con una trama secundaria que provee a los parapsicólogos con la profundidad que escasea en los filmes del género.

7. Captain America: Civil War

civil-war

La premisa de “Civil War” fácilmente pudo haber sido simplificada, con resultados catastróficos, a un choque de egos entre dos grupos que apoyan y se oponen a esta nueva ley, lo cual habría carecido de credibilidad y se habría desviado de las características ya establecidas para estos personajes. En lugar, los hermanos Russo han sido cautelosos en crear un conflicto creíble entre un grupo de amigos, el cual aumenta en seriedad con cada encuentro, diálogo y revelaciones que llegan por parte de terceras partes con agendas personales. Cuando finalmente estos dos bandos se enfrentan en una de las mejores secuencias de acción en una película de superhéroes, lo hacen con razones justificables y completamente creíbles para el público. Son las circunstancias lo que han llevado a los personajes a este momento y no una riña infantil entre un grupo con ideales conflictivos.

6. 10 Cloverfield Lane 

cloverfield

La película del director primerizo, Dan Trachtenberg (Portal: No Escape) se desarrolla con la tensión y estilo de los clásicos de Alfred Hitchcock, la claustrofobia que caracterizó el clásico de culto que es “Cloverfield”,  la distintiva dirección de un director con una visión clara y un guión inteligente que ata cabos mientras presenta nuevas incógnitas que alimentan el suspenso, desarrollan personajes y te balancea entre dos posibilidades: Howard podría estar loco, o podría tener la razón. Todo esto, visto desde la perspectiva de Michelle, cuya confianza en este posible villano o salvador se mantiene cambiante mientras su intuición la coloca en medio de nuevas pistas que la acercan a la verdad, también desconocida para el público.

1 2