A password will be e-mailed to you.

En el 1961, en una pequeña aldea de España, cuatro niñas tuvieron un encuentro con la Virgen María. Esta es su inspiradora historia.

Pure Flix y Premiere Films presentan la película Garabandal: Solo Dios lo Sabe, propuesta cristiana basada en una historia verídica que conmovió al mundo entero, pero que a su vez puso a muchos a dudar. En su momento, se trató de una enorme prueba de fé.

La película, dirigida por Brian Alexander Jackson, responde a una sed por historias de fé en el cine que se ha hecho escuchar en años recientes, principalmente con la calurosa acogida de estrenos similares, entre ellos la franquicia de God’s not Dead y recientemente la cinta God Bless the Broken Road, inspirada en una canción de la banda Rascal Flatts. Cortesía del autoproclamado Netflix de cine cristiano, finalmente nos llega una propuesta dirigida al mercado de hispanohablantes, accesible en las salas de cine comerciales.

En la película, las niñas Conchita, Jacinta, Mari Loli y Mari Cruz afirman haber tenido una aparición de san Miguel Arcángel. Días después, reciben la visita de la Virgen María, provocando reservas en el pueblo. Tras esta primera vez, le siguen más de dos mil encuentros con la celestial Señora, y de la misma manera, un sinnúmero de escépticos que ahora se desbordan al lugar en busca de una confirmación de su fé. El párroco del pueblo, padre Valentín, y el brigada de la Guardia Civil, don Juan Álvarez Seco, se encuentran súbitamente implicados como protagonistas en un acontecimiento que es mucho más grande que ellos. Juntos, tratan de comprender dónde está la verdad, frente a una jerarquía perpleja, y ante una multitud cada vez más creciente de personas que acuden al pueblo en busca de respuestas.

Las apariciones de la Virgen en Garabandal nunca han sido reconocidas por la iglesia católica, quienes aunque han aceptado sus doctrinas como paralelas con su mensaje de fé, han mantenido una declaración de “no sobrenaturalidad” sobre el caso. La película, ahora en los cines de Puerto Rico, resucita una conversación importante para la comunidad católica, todavía en busca de una declaración sobre los eventos que cambiaron la vida de miles de personas que desde entonces se han dado cita a esta localidad espiritual. Aunque los cineastas aseguran que este no es su propósito con el filme, es inevitable que casi 60 años después, películas como estas promuevan que se retome esta conversación con la esperanza de un cambio.

Sin embargo, este no es el propósito de Garabandal: Solo Dios lo Sabe, un filme que, en línea con otras propuesta de fé, promueve un mensaje sencillo pero efectivo dentro de la iglesia: mantener la fé ante cualquier adversidad.

Mediante sus personajes, desde los héroes de la historia hasta sus antagonistas, la película refuerza la doctrina más común de todas, y la que desde los inicios de la iglesia ha sostenido sus creencias.

Se trata de una película que le habla directamente a sus creyentes, una comunidad que había sido descuidada por el cine comercial, pero que ahora disfruta de un resurgir de historias que antes se disfrutaban exclusivamente en la pantalla chica durante épocas especiales.

MIRA EL TRAILER