A password will be e-mailed to you.

Este tipo de escrito normalmente se hace cuando fallece alguien significativo. Afortunadamente esta no es una de esas pero, como quiera es emotivo.

El actor Chris Evans anunció ayer en su cuenta de Twitter que había terminado de grabar Avengers 4 (No es el título oficial) con un mensaje dando a entender que sería su ultima vez con el emblemático escudo de Steve Rogers.

Completando oficialmente Avengers 4. Fue un día emotivo, por decir como menos. Interpretar este papel en los últimos 8 años ha sido un honor. A todos los que están frente a la cámara, detrás de la cámara y en la audiencia, ¡gracias por los recuerdos! Eternamente agradecido.”

Aunque no es una sorpresa –Evans previamente dijo que su contrato con Marvel culminaba en esta secuela- de todos modos “explotó el internet”, como decimos. Y no es para menos.

También nos sorprendió pues Marvel es conocido por evitar “spoilers” como la peste, por lo que extraña que hayan permitido una revelación como esa. A menos que estemos haciendo drama por algo que entendimos mal.

Por si acaso…

Cuando originalmente anunciaron a Evans como el Cap, fui de los bocones que protestaron; “¿el tipo ese de Not Another Teen Movie? Si el ya hizo del Human Torch, eso va a quedar porquería”. Evans no solo demostró que jamás debo dedicarme a contratar elenco, se convirtió en la cara del heroísmo clásico en los tiempos modernos, justo cuando más lo necesitamos.

Evans le metió todo su empeño a Steve Rogers. Desde el primer momento vimos al “chico de Brooklyn” en pantalla grande, y logró recordarnos lo que sentía tener un héroe a quien realmente admirar, ganándose el cariño de los fans, y convirtiendose en el bastión uniendo todo el Universo Cinemático de Marvel.

Captain America: The First Avenger no es la mejor película de Marvel pero, ciertamente es la que más veces he visto. Yo, que crecí bajo la sombra de la capa del Superman de Christopher Reeves, un concepto que no he podido superar (ni quiero hacerlo), vi en el Rogers de Evans la misma determinación a hacer lo correcto. “Un buen hombre”, como lo describen en el filme.

En los 90’s se alzaron los anti-héroes. Fue el tiempo de Wolverine, Spawn, Deadshot, Deathstroke y Deadpool. Ya no había espacio para el caudillo clásico de antes, la vieja escuela estaba cansada, agotada y fuera de moda.

Después vino la estrategia oscura y realista que dominó la década del 2000. Desde los X-Men combatiendo el odio de su sociedad, hasta el Batman de Nolan derrotado por su propio ímpetu.

En lugar de caer en la tentación de mantener esos estilos, Marvel Studios decidió arriesgarse a presentarnos The First Avenger como tributo a los paladines de antes. La carta principal fue Evans. Gracias la magia digital moderna, vimos el héroe mucho antes del súper suero. Vimos la determinación antes que los músculos, la fortaleza de carácter antes que el escudo. El amigo leal antes que el soldado.

En un momento crucial de la historia, su Steve Rogers probó que ser verdaderamente patriota es mucho más que vestirse de franjas y estrellas. Que pelear por los tuyos no es seguir órdenes ciegamente. Es mantener los ideales, valores y conceptos que hacen un país justo, aun cuando el mundo entero vaya por el lado contrario, y lo popular supere el sentido común y la decencia.

Al final del día, esto es un negocio y eventualmente vendrá otro rostro para el traje; solo queda esperar que los responsables tengan la inteligencia de esperar muchos años para eso.

Quién sabe si malentendimos el tuit y mañana anuncien 10 películas más.

Por si acaso, Gracias Chris Evans. Te vimos empezar y estaremos contigo… hasta el fin del camino.

“El ultimo Baile”/ Arte por BossLogic