A password will be e-mailed to you.

Al despedirnos del 2019, reflexionamos sobre lo mejor que tuvo el cine para ofrecer durante un año de grandes éxitos taquilleros, así como de grandes propuestas artísticas.

Películas como “Avengers: Endgame” dejaron su marca en la historia del cine, mientras que otras más problemáticas pero no menos ambiciosas como “Joker” abrieron paso a debates sociales importantes, en el mejor de los casos. Ambas no solo pertenecen a marcas competidoras en Marvel Studios y DC Comics, sino que también viven en partes opuestas del espectro, siendo “Endgame” el más ambicioso evento cinematográfico en años, mientras que “Joker” busca lograr lo que ninguna película de superhéroes ha logrado hasta ahora: llevarse la codiciada estatuilla dorada.

La cinta de DC Cómics sobre el más popular villano de Batman nos obsequió una de las mejores actuaciones del año a cargo de Joaquin Phoenix. En esta misma categoría fuimos sorprendidos por Adam Driver (Marriage Story), Taron Egerton (Rocketman) y Noah Jupe (Honey Boy), parte de una nueva cepa de actores que buscan posicionarse como actores de alto calibre.

El 2019 también catapultó la carrera de la inglesa Florence Pugh, quien estuvo nada menos que sorprendente en películas como “Fighting with My Family”, “Midsommar” y “Little Women”.

Un año después de “Roma”, el 2019 vio a la compañía Netflix entrar de lleno a la Carrera por el Oscar con no una, ni dos, ni tres fuertes candidatos, sino al menos cuatro, y todas dignas de una mención al final del año. “The Irishman”, “Marriage Story”, “The Two Popes” y “Dolemite is My Name” lucen como fuertes contendientes para el Oscar, principal galardón del cine en América. La compañía de “streaming” también produjo películas celebradas como “El Camino” y “The Perfection”, una de las propuestas más perturbadoras y originales del año.

No obstante, no es Netflix, tampoco el cine de superhéroes, quien más difícil ha visto su entrada al gran baile de coronación. Para las mujeres directoras, con excepción de algunas favoritas como Sofia Coppola y Kathryn Bigelow, han existido pocos o ningunos espacios en las categorías principales. Este año, más que cualquier otro, han sido mujeres las que han contado algunas de las historias más interesantes y mejor ejecutadas del año. Mientras que “Little Women” de Greta Gerwig ya figura entre las favoritas, este también fue el año de grandes aciertos como “The Farewell” de Lulu Wang, “Booksmart” de Olivia Wilde, “Honey Boy” de Alma Har’el y “A Beautiful Day in the Neighborhood” de Marielle Heller.

El cine de animación prosperó en la categoría de secuelas con éxitos como “Toy Story 4”, “Frozen II”, “The LEGO Movie 2” y “The Secret Life of Pets 2”.

Sin más preámbulos, las 19 mejores películas del 2019.

19. Booksmart

La actriz Olivia Wilde (House, Life Itself) da un salto a la dirección con Booksmart, una comedia sobre madurez que celebra la amistad y la diversidad de personalidades e intereses en la adolescencia. Doce años después del estreno del clásico de culto, “Superbad”, es adecuado que la extra talentosa Beanie Feldstein, hermana de Jonah Hill, protagonice una película que en muchos aspectos no es solo una respuesta a esta película del punto de vista de dos mujeres, sino que fortalece algunos de los temas que el infravalorado guion de Seth Rogen y Evan Goldberg comenzó a explorar en el moderado éxito del 2007, el cual ha encontrado su audiencia post-mortem. Es un relato tan viejo como el tiempo, o al menos uno que toma inspiración en clásicos como “Animal House”, “Revenge of the Nerds” y por supuesto, “American Pie”, pero que necesaria e inteligentemente se adapta a una audiencia más sofisticada. Es el camino indicado en la era del “cancelamiento” y la justicia social, en que cada propuesta es sometida a un riguroso escrutinio que compruebe comprensión y respeto de los temas expuestos.

18. Hustlers

Si “Magic Mike” ofreció un vistazo a la industria de los bailarines exóticos, “Hustlers” es sobre los lazos de amistad que se forjan en una industria en que las mujeres deben protegerse unas a otras. La propuesta de Lorene Scafaria, quien también escribió el libreto, cae en las manos aptas de una cineasta que no busca resaltar las vidas glamorosas de un grupo de criminales sin antes haberse sumergido en sus inseguridades, vulnerabilidades y necesidades financieras. De esta manera, Scafaria se asegura de nunca cruzar esa línea que la separa de la enaltecer el acto criminal, optando por mostrar las circunstancias que llevaron a estar mujeres a cometer los delitos. Si la cinta logra presentar a estas mujeres como personajes por los que se puede sentir empatía, es en gran parte gracias a un elenco liderado por una extraordinaria Jennifer López en su mejor trabajo en años. López, a sus 50 años, renueva su imagen en el cine como Ramona, la mentora de Destiny (Constance Wu), narradora de esta historia de amistad, traición y empoderamiento femenino.

17. Midsommar

El terror y las tradiciones paganas van de la mano en “Midsommar”, la perturbadora segunda propuesta de Ari Aster, director de “Hereditary”. Su segunda película, entre muchas otras cosas, es una exploración de la toxicidad de las relaciones de pareja, nuestras inhibiciones, los trastornos mentales y las diferentes maneras de procesar la pérdida. Con este segundo esfuerzo, Aster vuelve a jugar con la mortalidad, proveyendo dos puntos de vista en diferentes extremos del espectro. El terror en su nueva propuesta yace en lo culturalmente diferente, en lugar de lo sobrenatural, un elemento muy presente en su primera película. Florence Pugh encabeza el elenco con una actuación comparable al desempeño merecedor de un Oscar de la veterana Toni Collette en “Hereditary”. La protagonista de “Fighting with My Family” y próximamente, “Black Widow”, transmite efectivamente las inhibiciones de su personaje, desde su miedo a confrontar a una pareja egoísta hasta el auto encubrimiento del dolor y la pena.

16. Ford v Ferrari

Tras haber innovado dentro del cine de superhéroes con la excelente “Logan”, el director James Mangold regresa al cine tradicional con “Ford v Ferrari”, una genial propuesta que, disfrazada del “underdog story”, explora paralelos con la dinámica entre el cineasta y el estudio de cine. Matt Damon lidera el elenco de la película como Carroll Shelby, un pionero de la industria automotriz que, en sus comienzos, tuvo que enfrentar diagnósticos de salud quebrantada y compañías gigantes que intentaron hacer lo mismo con su motivación. Christian Bale, siempre transformativo, es el más colorido de los personajes con su interpretación del conductor Ken Miles, un héroe sin gloria que llevó a la compañía de Henry Ford a la primera victoria estadounidense en la carrera de 24 horas de Le Mans.

15. Portrait of a Lady on Fire

Pocas películas logran pintar una historia con la precisión y detalle que distinguen a “Portrait of a Lady on Fire”, una propuesta francesa que desarrolla su historia con la calma y paciencia que requiere terminar una pintura. La directora Céline Sciamma, quien ya había impresionado con películas como “Girlhood” y “Tomboy”, trasciende el exquisito diseño de producción y una impecable cinematografía con un perpetuo romance queer, anclado en dos de las más genuinas actuaciones del año a cargo de Adéle Haenel y Noémie Merlant. Las llamas de su romance se esparcen paulatinamente, exigiendo de su audiencia un nivel de paciencia que es recompensado con uno de los finales más emocionantes del año.

14. The Lighthouse

“The Lighthouse” – A24

Para su segundo largometraje, el director Robert Eggers (The VVitch) nos invita a acompañar a sus protagonistas, Robert Pattinson y Willem Dafoe, en un rápido descenso a la locura en blanco y negro. Anclada en dos poderosas actuaciones, visuales perturbadores que mantienen vivas sus sensibilidades como maestro del terror -encima de un sentido de claustrofobia y pavor magnificado por las propiedades de restricción de espacio del faro en que se desarrolla la historia-, “The Lighthouse” es pura ejecución satisfactoria por parte de un director en total control de su arte. Pattinson continúa demostrando que es uno de los jóvenes actores de mayor versatilidad en Hollywood, aunque mayormente en la sombra de un excelente Dafoe, cuya transición de estricto a maníaco es una de las más más admirables actuaciones del 2019.

13. A Hidden Life

En medio del desbordamiento de adaptaciones de cómics en nuestros cines, le toca al director Terrence Malick venir a salvar el día con “A Hidden Life”, una extraordinaria historia verídica sobre un héroe olvidado. La cinta de tres horas de duración explora temas similares a los de “Hacksaw Ridge”, del director Mel Gibson. Sin embargo, mientras esta última se introdujo en el combate y el rol de su protagonista en el campo de guerra, la propuesta de Malick apuesta al forcejeo y combate interno del objetor de conciencia, Franz Jägerstätter; el mismo que de vez en cuando se traslada a los campos de cosecha en que trabajan él, su esposa y los vecinos que ven en su decisión una amenaza para el pueblo entero. Es en estos encuentros que la película, o al menos en su primer acto, encuentra su peso emocional, antes de comenzar a sumergirse en temas más profundos y típicos del cineasta estadounidense, quien en sus últimos trabajos ha tomado una postura autobiográfica o que refleja sus propias dudas y creencias.

12. 1917

Si “Skyfall” fue su “The Dark Knight”, la mejor manera de describir “1917”, la nueva película del director Sam Mendes, es como la respuesta a “Dunkirk” del maestro Christopher Nolan. Después de todo, los paralelos e influencias de este último en Mendes son cada vez más evidentes. La comparación, sin embargo, nos buscar restarle méritos a “1917”, un extraordinario logro técnico al cual le sobra fina ejecución por cada carencia en otros departamentos, que son muy pocas. Filmada para simular una sola toma como solo el mago Roger Deakins hubiese podido lograrlo, la película -a diferencia de Birdman- trasciende la ejecución y justifica con éxito -y como herramienta narrativa- el complicado estilo del “single shot”.

11. HONEY BOY

Si hace 10 años, con la franquicia de “Transformers en todo su apogeo, me decías que Shia LaBeouf escribiría una de las mejores películas del 2019, y que estaría basada en su vida, habría descartado la idea como otro idea errada del egocéntrico protagonista de “Even Stevens”. Sin embargo, estamos en el 2019 y un arresto y una estadía en un centro de rehabilitación más tarde, “Honey Boy” es una de las propuestas improbables mejor ejecutadas del año. LaBeouf, quien deleita con la mejor actuación de su carrera, no es competencia para el jovencito Noah Jupe en su “breakout” y una de las actuaciones más convincentes del 2019.

Continúa en la próxima página.

1 2 3 4